Redacción Médica
14 de agosto de 2018 | Actualizado: Martes a las 14:30
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería: la profesión es “ninguneada” por ser un colectivo de mujeres

Durante todo el 8 de marzo, el Consejo General de Enfermería, cambiará su logo de azul a morado

Pilar Fernández
Enfermería: la profesión es “ninguneada” por ser un colectivo de mujeres
Redacción
Miércoles, 07 de marzo de 2018, a las 18:30
Durante todo el 8 de marzo, el Consejo General de Enfermería, cambiará su logo de azul a morado para mostrar su compromiso con las mujeres y su lucha por los derechos celebrando el Día Internacional de la Mujer. Así lo ha manifestado el máximo órgano de las enfermeras que, durante el jueves, lanzará una campaña en redes sociales para decir “basta” a los principales "problemas a los que las profesionales sanitarias se exponen diariamente en su ejercicio profesional".

A lo largo de la jornada, se lanzarán mensajes para pedir que se acaben los estereotipos machistas sobre las enfermeras, para acabar con sus problemas de conciliación que les impiden compaginar bien su trabajo y su familia o reclamar el fin de los casos de acoso o agresiones por parte de compañeros de pacientes y otros sanitarios. A través del hashtag #Enfermeras8M se irán exponiendo estas situaciones y se dará la oportunidad a otros enfermeros a unirse.

Entre sus reivindicaciones, el Consejo General de Enfermería denuncia que el colectivo todavía se enfrenta a comentarios machistas o referencias a su persona como “nena”, “niña”, “guapa” o “señorita”. "Habría que recordarles que el trabajo de la enfermería consiste en cuidar y curar al paciente, no en escuchar impertinencias de pacientes maleducados que las considera sus sirvientas”, ha expuesto Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería, doctora por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Enfermería del Trabajo.

Como colectivo mayoritariamente femenino, ya que un 85% de sus profesionales son mujeres, la enfermería también quiere recordar que -del mismo modo que la profesión ha luchado por ser reconocida dentro del sistema sanitario-, "las mujeres no deben de cesar en su lucha por conseguir unos derechos laborales igualitarios con los hombres". “Aunque queda aún mucho camino por recorrer, el punto en el que se encontraba la profesión hace pocas décadas no tiene nada que ver con su reconocimiento actualmente en el sistema sanitario y la sociedad, es el ejemplo de que las mujeres pueden luchar por sus derechos”, ha explicado Pilar Fernández.

Estereotipos y machismo

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Consejo General denuncia que hay muchos estereotipos en la sociedad "que desembocan en campañas en las que la imagen de la enfermería es degradada". Recordado el programa navideño Telepasión de TVE "en el que aparecían enfermeras sin apenas ropa".

Otro de los reclamos de las enfermeras es "poder conciliar su vida laboral con una familia, ya que la mayoría de las veces trabajan con turnos poco planificados".

Ejemplos de feminidad

El 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, coincide con la celebración del día del patrón de la enfermería: San Juan de Dios, por ello el Consejo General de Enfermería ha realizado un recuerdo a la sociedad de los que han sido alguna de las 'enfermeras históricas'. Mujeres que han conseguido reivindicar el papel de la enfermería y de la mujer dentro de la historia universal.

Florence Nightingale, conocida como la madre de la enfermería, es uno de esos referentes femeninos que el Consejo General pone en valor porque sentaron las bases de su profesionalización y, en concreto, ayudaron a la reforma de las condiciones sanitarias en los hospitales militares de Guinea. También resalta el papel de la española Isabel Zendal, la primera enfermera de salud pública.

“La historia de estas mujeres heroínas pone de manifiesto que las mujeres tienen un papel imprescindible en la historia y que la enfermería ha contribuido desde hace siglos y de forma indispensable a la mejora continua del sistema sanitario y al reconocimiento de la salud de las personas como un derecho fundamental”, expone Pilar Fernández.