Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Enfermería

Enfermería defiende su papel para ‘poner freno a las alergias’

El Consejo General lanza una campaña con consejos para los pacientes

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.
Enfermería defiende su papel para ‘poner freno a las alergias’
Redacción
Jueves, 19 de abril de 2018, a las 13:30
Ante la llegada de la temporada de alergias, el Consejo General de Enfermería (CGE) ha puesto en marcha la campaña ‘Esta primavera no dejes que la alergia te frene’, con la que pretende concienciar y aconsejar a la población frente a sus efectos. Para ello, ha establecido un decálogo de actuación para evitar una situación que “en muchísimas ocasiones puede conllevar dificultades a la hora de hacer una vida normal”.

“La Enfermería participa en todos los procesos del abordaje de la alergia, desde la realización de pruebas para su diagnóstico y evolución, hasta la administración de tratamiento específico como la inmunoterapia y los medicamentos biológicos, tratamiento de urgencias de las complicaciones y de anafilaxia”, ha indicado Miguel Ángel Díaz, enfermero del Servicio de Alergología del Hospital 12 de octubre, que ha defendido la participación de los enfermeros en este campo: “Esta participación, además, no se limita al ámbito hospitalario de los servicios de alergia, en los centros de salud se hace también un seguimiento exhaustivo de las complicaciones y administración de inmunoterapia de mantenimiento”.

Las 10 claves para que la alergia “no te frene”:

1) Evitar las actividades al aire libre entre las 5:00 y las 10:00, y entre las 19:00 y las 22:00, que son las horas de mayor emisión de pólenes.
2) Viajar en coche con las ventanillas cerradas, impidiendo así en gran medida que entre el polen dentro del vehículo. Es preferible obviar las motos y bicicletas como medio de transporte.
3) Emplear filtros de polen en el aire acondicionado de la vivienda y del vehículo.
4) Ventilar el domicilio a mediodía y por poco tiempo. 
5) Utilizar el aspirador y bayetas húmedas para la limpieza del hogar, logrando así eliminar los restos de polen que hayan podido penetrar en el domicilio.
6) Ponerse gafas de sol para evitar que las partículas de polen puedan llegar a los ojos y producir picor y enrojecimiento.
7) Usar mascarillas homologadas los días de mayor concentración de pólenes para evitar el contacto con la mucosa de la boca y la nariz.
8) Consultar los niveles de pólenes de la zona a través de las aplicaciones y webs avaladas como www.polenes.com
9) Precaución a la hora de tomar antihistamínicos porque pueden producir somnolencia y disminución de la atención. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de conducir y realizar otras actividades que requieran concentración.
10) No automedicarse. Si hay síntomas de alergia (lagrimeo, picor de ojos, picor de garganta, aumento de las secreciones nasales, estornudos…), es necesario acudir a los centros de salud para que se paute el tratamiento.

“Es imprescindible que tanto las enfermeras de Atención Primaria como desde las consultas específicas de Alergología se haga educación para la salud y se enseñe a toda la población qué deben hacer y cómo hay que actuar ante estas alergias”, ha señalado Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfemería, y para quien “los enfermeros debemos adelantarnos e instruir a la sociedad para que conozcan la problemática”.

Enfermera escolar

Más allá de la educación para la salud que se hace en hospitales y Atención Primaria, los niños y niñas, por su desconocimiento de las alergias, necesitan todavía más cuidados enfermeros que los adultos. En muchas ocasiones, los menores se encuentran ante una situación que no entienden y eso les pasa factura en su día a día en los colegios. Para afrontar esta circunstancia son claves las enfermeras escolares, que ayudan a los más pequeños a convivir con las alergias y les dan los mejores consejos de salud y de prevención.

“Es esencial que las enfermeras escolares tengan una participación activa ante la problemática actual de las alergias. Muchos niños desarrollan asma, que se agrava por pólenes y ejercicio, por lo que profesionales expertos deben conocer cómo manejarlo y cómo hacérselo entender a los niños”, destaca Cristina Cuarental, enfermera del Servicio de Alergología del Hospital 12 de Octubre (Madrid).

Para el presidente de la Organización Colegial, Florentino Pérez Raya, este es sólo un motivo más para que las instituciones apuesten por la Enfermería escolar. “Si el niño tiene que, por ejemplo, llevar un inhalador en la mochila, estas profesionales son las encargadas de controlar que cuando se lo administra lo hace bien. En definitiva, son una figura necesaria e importantísima en la prevención de males mayores con respecto a las alergias, así como otras patologías que pueden prevenir y tratar durante su estancia en los colegios”, apunta Pérez Raya.