25 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50
Política Sanitaria > Enfermería

"El perverso efecto del RD de prescripción hace ilegal lo cotidiano"

Celebran el auto que dictamina que el Real Decreto de prescripción enfermera impide a Enfermería vacunar autónomamente

Máximo González Jurado, presidente del CGE, y Manuel Cascos, presidente de Satse.
"El perverso efecto del RD de prescripción hace ilegal lo cotidiano"
Redacción
Jueves, 27 de julio de 2017, a las 13:40
La Mesa de la Profesión Enfermera, que integra al Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería Satse, ha emitido un comunicado en sobre la sentencia del Tribunal Vasco que confirma que los enfermeros deben contar con autorización previa del médico para vacunar. En el texto, la mesa muestra su "satisfacción porque la Justicia refrende lo que ya venía advirtiendo desde la aprobación en diciembre de 2015 del Real Decreto de prescripción enfermera".

A su juicio, "los cambios en el texto, introducidos a espaldas de la Enfermería, han tenido efectos perversos para el normal funcionamiento del sistema sanitario convirtiendo en 'ilegales' actuaciones cotidianas que garantizan el correcto y normal funcionamiento del sistema sanitario y la colaboración entre los distintos profesionales".

De esta manera, las dos entidades advierten de que esta confirmación del tribunal, "los usuarios del Sistema de Salud tendrán que ser previamente valorados por el médico para que los enfermeros puedan administrar una vacuna, lo que va a acentuar, aún más si cabe, los problemas en la atención sanitaria hacia ciudadanos y pacientes".

Cartas informativas

La Mesa ha enviado cartas a la ministra de Sanidad y a los consejeros de Sanidad de las autonomías, informando de la sentencia y sus consecuencias. Reclama que se siga con el diálogo para resolver la situación derivada del Real Decreto de prescripción enfermera.

A su juicio, "sólo la modificación de este Real Decreto devolverá a médicos y enfermeros la seguridad jurídica para propiciar el trabajo en equipo interdisciplinar garantizando los derechos de los pacientes". Mientras tanto, "si un enfermero administra una vacuna sin que exista una prescripción previa del médico, estará vulnerando la legalidad y realizando una actividad que es competencia de otro profesional, y por tanto podría estar cometiendo un delito de intrusismo profesional", advierte.