Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:40
Política Sanitaria > Enfermería

¿Impide el RD de prescripción la vacunación de los propios enfermeros?

La norma no les permite autovacunarse, pero los protocolos de las campañas antigripe siguen siendo los mismos

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de la gripe.
¿Impide el RD de prescripción la vacunación de los propios enfermeros?
Sergio López
Sábado, 12 de noviembre de 2016, a las 11:30
El Real Decreto de prescripción enfermera no solo está afectando al desarrollo de la campaña de vacunación de la gripe sino que incluso genera dudas sobre la vacunación de los profesionales sanitarios de cara a la temporada invernal y, en particular, de los enfermeros.
 
A lo largo de las últimas tres semanas todas las comunidades autónomas han iniciado su campaña de vacunación de la gripe, tanto para grupos de población de riesgo, como para profesionales sanitarios. En general, la intención de los distintos servicios autonómicos de salud era llevar la campaña a cabo siguiendo los procedimientos establecidos en años anteriores, pero la nueva normativa estatal no aprueba que los enfermeros se ‘autovacunen’, de manera que muchos de ellos han plasmado por escrito su inquietud antes de coger los guantes y la hipodérmica.

Firma del médico
 
El RD 954/2015 sobre prescripción establece que los enfermeros no pueden vacunar sin la correspondiente indicación médica. Es decir, no pueden realizar ninguna actuación terapéutica relacionada con el medicamento si no va acompañada de una prescripción médica oficial, firmada por un médico, con carácter individual y nominativo para cada paciente.
 
Esta es al menos la interpretación que se hace desde el Sindicato de Enfermería (Satse), que pide a la nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que aborde en una próxima reunión del Consejo Interterritorial la modificación de esta normativa para evitar los posibles problemas legales que, desde su punto de vista, pueden encontrarse los enfermeros si siguen trabajando como lo hacían hasta ahora.
 
Entre otros problemas, si las enfermeras se administran directamente la vacuna de la gripe podrían estar incurriendo en un delito de intrusismo profesional tipificado en el Código Penal. Del mismo modo, estarían vulnerando el Código Deontológico de la Enfermería Española, que establece que “la enfermera no debe aceptar el cumplimiento de una responsabilidad que no sea de su competencia”.

Circular de los servicios de salud autonómicos

¿Cómo se está solventando esta situación en el día a día? Consultados varios representantes sindicales autonómicos, todos ellos han negado a Redacción Médica que este año los enfermeros estén vacunándose en menor medida que los anteriores. No obstante, también han recalcado que la situación dista de ser cómoda para el personal de enfermería, ya que carece “de seguridad jurídica”.
 
Fuentes de Satse explican que desde distinto Servicios de Salud se han remitido escritos para que los enfermeros administren la vacuna antigripal sin prescripción del médico. Estas comunicaciones, que –según denuncian– en ocasiones “vienen sin membrete, ni nada”, aluden al protocolo vigente sobre aplicación de vacunas gripales, avalado por el Ministerio de Sanidad, y, según el cual, todas las personas incluidas en los grupos de riesgo pueden recibirlas simplemente con solicitarlas a su enfermero y comprobando éste que reúne los requisitos. Sin embargo, desde Satse entienden que el RD 954/2015 está por encima de cualquier protocolo y no se fían.

Autorización por escrito
 
Es por esto que, “para generar tranquilidad entre todos los profesionales que nos han transmitido su incertidumbre”, Satse ha distribuido escritos para que los enfermeros “los remitan a sus empleadores”. Según detallan los representantes de los trabajadores, los enferemros que tengan dudas legales deben solicitar que se les comunique también por escrito e individualmente la instrucción concreta a seguir para proceder a la administración de la vacuna antigripal, aun no cumpliéndose los requisitos establecidos legalmente en el RD.

“Es importante, de cara a evitar posibles problemas, que en la historia conste que el enfermero ha solicitado por escrito esta confirmación”, señalan. Este tipo de comunicaciones también se están haciendo con el resto de grupos de riesgo llamados a vacunarse durante la campaña de la gripe. Los enfermeros se quejan de que están arriesgándose a un problema legal para no colapsar las campañas de la gripe y causar un problema de salud pública y su única defensa es hacer constar por escrito esa indefensión.