Al cierre del 2022, la sanidad sigue por debajo de la cifra total del sector servicios en trabajo a tiempo completo

El empleo a tiempo completo en sanidad al cerrar el 2022 se queda por detrás de todo el sector servicios
En asalariados, la caída del PIB en empleo cae un 28 por ciento para sanidad con respecto a todo el sector servicios.


27 ene 2023. 13.05H
SE LEE EN 3 minutos
Las tasas de variación interanual correspondientes a los puestos de trabajo a tiempo completo para sanidad, educación y administración pública tanto en ocupados como en asalariados, se sitúan por debajo de las medias totales del sector servicios. Para el primer grupo la tasa sanitaria marca un 2,6 por ciento frente al 2,7 del conjunto de sus competidoras. 

Según la reciente publicación del Instituto Nacional de Estadística (INE) en cuanto a la cifra en asalariados, la caída es todavía mayor, un 28 por ciento menos. En sanidad, educación y administración pública la tasa es del 2,5 por ciento y la media total del sector sube hasta el 3,2 por ciento.

Sin embargo, comparando solamente los datos de sanidad con los de su tercer trimestre de 2022 se coloca un 36 por ciento por encima de la misma. Las cifras correspondientes a este cuarto trimestre del año también suben respecto a las del 2021, cuando se situaban en el 2,3 por ciento y suponen un 13 por ciento más en un año.

Para los asalariados de sanidad, educación y administración pública, su tasa de empleo del 2,5 por ciento está más cerca de la media total nacional, fijada para el cuarto trimestre del 2022 en el 2,4 por ciento, aunque sigue por encima. La correspondiente al ámbito sanitario ha aumentado su valor con respecto al mismo periodo del año anterior, en un ocho por ciento.

Las horas trabajadas en sanidad también caen respecto a la media del sector servicios


La tónica reflejada en los puestos de trabajo a tiempo completo se repite en las tasas de variación interanual de horas trabajadas. En ocupados, la tasa de horas del total de servicios se fija en el 3,5 por ciento, mientas que la de sanidad, educación y administración pública es del 2,7 por ciento. Esto supone una diferencia del 29 por ciento. 

Para los asalariados, la tasa de horas trabajadas en el sector servicios está un 39 por ciento por encima de la de la específica para salud. Esta es de un 2,8 por ciento mientras que la total marca 3, 9 por ciento.

El número de horas trabajadas del PIB sanitario se sitúa en el mismo nivel que la media nacional, un 2,7 por ciento en el cuarto trimestre de 2022 para los ocupados. Esto supone un aumento del 50 por ciento con respecto al tercer trimestre del mismo año.

En el caso de los asalariados, la media nacional ha caído del tercer al cuarto trimestre del 2022, actualmente se cifra en un 3,4 por ciento. Dentro de los números del propio sector sanitario, los asalariados ven un aumento de sus horas trabajadas de un 2,4 por ciento en el tercer trimestre a un 2,8 por ciento para el cuarto. Un crecimiento considerable comparado con las mismas fechas del 2021, cuando la cifra estaba en -2,3 por ciento.

Además, en cuanto a productividad la variación interanual por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo se sitúa en el 0,6 por ciento. La productividad por hora efectivamente trabajada registra una tasa del 0,0 por ciento.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.