La EPA de septiembre eleva la plantilla sanitaria a 1.289.700 trabajadores

El empleo sanitario marca máximo histórico en ocupados y temporalidad


28 oct 2021. 10.10H
SE LEE EN 3 minutos
La pandemia de Covid-19 en España ha supuesto un ‘tsumani’ cuyo efecto se sigue haciendo notar casi dos años después en prácticamente todos los estamentos del sistema sanitario. Uno de los más sensibles es el del empleo, sobre el que la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2021 arroja una multitud de datos entre los que sobresalen dos: el máximo histórico de ocupados dedicados a las actividades sanitarias, pero también el del temporalidad en el sector.

Al término del mes de septiembre, la sanidad española contaba con un total de 1.289.700 efectivos gracias a 59.700 nuevas contrataciones durante el último trimestre. Con ellas se acentúa la tendencia iniciada con el inicio de la pandemia, que ha llevado aumenta la plantilla sanitaria del país en más de 150.000 puestos (151.600). En lo que a la comparativa interanual se refiere, la variación también resulta positiva, en este caso mejorando en 41.600 el número de ocupados.


Perfil de sexo y edad de los trabajadores sanitarios


Una de las características principales del empleo sanitario es su alto grado de feminización, algo que esta EPA ha venido a reafirmar. Y es que el número de mujeres con empleo sanitario se eleva cada vez más cerca de la cifra redonda del millón. En concreto, la sanida cuenta con 956.900 trabajadoras, por 332.000 hombres.

Respecto al perfil de edad de los empleados en actividades sanitarias, los más numerosos son los comprendidos entre los 40 y 49 años. Este grupo, que queda al borde del medio millón de efectivos (499.900) supera a los 50 a 59 (465.800) y a los de 30-39 (436.500). Además, y en un momento en el que el debate sobre la prejubilación de médicos y enfermeros a partir de los 60 años está sobre la mesa, destaca el hecho de que 31.200 trabajadores superen los 65 años. 


¿Cuánto empleo temporal hay en sanidad?


El dato de ocupación en sanidad de la EPA tiene, sin embargo, un ‘lado oscuro’ en el apartado de temporalidad. Y es que, si bien es cierto que en este campo el Instituto Nacional de Estadística contabiliza el dato sobre el sector de Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, es aumento de esta circunstancia es el más pronunciado desde el segundo trimestre de 2020, coincidiendo con la primera ola de Covid-19

A término del mes de septiembre, el número de asalariados con contrato de duración temporal en el sector ascendía a 641.000 trabajadores, 51.400 más que en la oleada anterior. Dentro de ese grupo los más numerosos son los contratos con una duración de entre cuatro y seis meses (101.200), seguidos por los que van de uno a tres meses (86.200).

El aumento de la temporalidad se ha convertido en una constante dentro del ámbito sanitario, hasta el punto de que el máximo alcanzado este trimestre es el tercero consecutivo. Esta evolución, sin embargo, no está relacionada exclusivamente con la pandemia dado que se lleva produciendo, con pequeños respiros, desde 2013. Concretamente fue el segundo trimestre de ese año el que marcó el mínimo de la serie en 308.400 empleos temporales, más de la mitad de los registrados en la actualidad.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.