El Covid-19 y el aumento de la esperanza de vida incrementarán la demanda ininterrumpidamente hasta 2026

Dos de los 25 empleos con más futuro tras la pandemia son sanitarios


11 sep 2021. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
La pandemia de Covid-19 ha puesto en evidencia el papel fundamental que representa la sanidad en la arquitectura de una sociedad. De hecho, los empleos asociados a este sector figuran entre los más demandandos en el futuro. 

Según las previsiones de la Fundación Canal, dos de los 25 perfiles más solicitados en los próximos años corresponden a formación superior sanitaria. En concreto, se trata de los puestos de Enfermería y médico especialista en Geriatría.

Solo en 2020, el 55 por ciento de las contrataciones a profesionales sanitarios especializados correspondieron a puestos de Enfermería, la gran mayoría mujeres jóvenes, según el estudio Empleos en auge 2021. "Se necesita personal de la salud en este ámbito", asegura la formadora y experta en empleo Paula Rojas, convencida de que esta demanda "creciente va a continuar" hasta 2026. Dentro del ámbito de la Enfermería, las especialidades más demandas en 2020 fueron Obstetricia y Ginecología, Familia, Trabajo, salud mental e investigación.  

8 millones de empleos en Sanidad 


La entidad, participante en el programa Reset, asegura que ser sanitario es un empleo "de presente de futuro", sobre todo a raíz de la alta demanda surgida en pandemia y ante el "paulatino" aumento de la esperanza de vida en España. Por tanto posiciones como la de médico gerontólogo y geriátrico o enfermera son algunos de los perfiles más buscados, junto con el de técnico de análisis clínicos y biomédicos. 

Teniendo en cuenta que el número de personas que necesitarán ciudados de larga duración en la UE pueda aumentar hasta los 30,5 millones en 2050, es posible que para entonces se generen 8 millones de puestos de trabajo en el sector de la asistencia sanitaria y social. 

Tal y como explica la plataforma, los estudios mínimos para ser enfermero requieren cursar el Grado de Enfermería para, desde ahí, poder acceder a alguna de las 7 ramas de especialidades a través del EIR. Además de la formación, el profesional debe contar con ciertas habilidades, explica Rojo como una buena comunicación, alto nivel de empatía, formación continuada, trabajo en equipo, capacidad crítica y para resolver problemas bajo presión o compromiso ético, entre otras. 

Otra de las ventajas es la cantidad de ámbitos de ejercicio que ofrece la profesión: Atención Primaria y Hospitalaria, militar, escolar, penitenciaria, docencia..."El enfermo es un perfil polivalente", destacaba la ponente, quien asegura que se trata de una "carrera de fondo" en la que conviene "aprovechar todas las oportunidades".  




Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.