Ven necesaria la modificación de su articulado pero no la redacción de un nuevo reglamento para personal estatutario

Acuerdo para que el estatuto marco sobreviva limitando interinos en el SNS
Rosa Cuadrado y Ana María Francés


19 oct 2021. 09.00H
SE LEE EN 6 minutos
El Plan para reducir la temporalidad en el sector público, conocido ya como plan 'Iceta', comienza a tomar forma parlamentaria. En estos momentos, la duda reside en si el actual Estatuto Marco de los Trabajadores es lo suficientemente flexible como para amoldarse a las nuevas medidas que plantea la estrategia, como la contratación fija de interinos en un plazo de 3 años, o si, por el contrario, será necesario crear uno de cero. La respuesta es unánime por parte de los sindicatos, que abogan rotundamente por la modificación de determinados artículos, como es el caso del apartado 9 del citado documento.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) era la primera en pronunciarse descartando la creación de un nuevo documento. Una postura similar es la que sostienen desde Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) al entender que no hará falta una reformulación completa del estatuto.

Aunque son partidarios de esperar al texto definitivo aprobado en el Parlamento, el sindicato entiende que, en base al texto actual del Proyecto de Ley, habrá que reformular ciertos apartados tanto del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) como del Estatuto Marco del Personal Estatutario. 

Es el caso del artículo 9, por el que se regula la contratación del personal temporal estableciendo las circunstancias o plazos máximos, entre otras cuestiones, y que entra en conflicto con lo que propone el nuevo Real Decreto como es la transformación del personal fijo a estatutario tras 3 años en el puesto, con posibilidad de prróroga en caso de que la plaza estuviera convocada. 

La reforma irá más allá en el caso sanitario ya que, al igual que en el educativo, dispone de Mesas sectoriales. Y es que, una vez se apruebe definitivamente la ley, el Sistema Nacional de Salud dispondrá de un año para incorporar las modificaciones a su arquitectura. Aún así, el margen de maniobra es reducido ya que la ley es la que acota los límites. En julio, semanas después de la aprobación de la norma en Consejo de Ministros, el ministerio mantuvo un encuentro en el ámbito de negociación de la temporalidad en el que, según Cuadrado, no esperaba que la tramitación parlamentaria como proyecto de ley de la norma "fuera a ser tan compleja". 

Este miércoles concluía el plazo establecido para presentar enmiendas, si bien, desde el sindicato no saben si será el último o habrá futuros tramos adicionales. "De momento no sabemos si se va a modificar mucho, poco o nada", aclara Rosa Cuadrado como responsable de Acción Sindical Pública de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), que asegura que no es la primera vez que se revisan aspectos del Estatuto Marco.  

No obstante, considera que puede ser una "buena ocasión" para introducir otras modificaciones que se precisan como por ejemplo el artículo relativo al cobro de los trienios en los contratos temporales. El actual Estatuto Marco, explica Cuadrado, solo obliga a pagar dicha remuneración al personal fijo si bien la directiva europea establece que "todos los trabajadores tienen que tener las mismas condiciones independientemente su relación contractual". 

Recuerda, en este sentido, las reivindicaciones que se dejaron a un lado, como la eliminación de la tasa de reposición, para poder alcanzar un acuerdo con la Administración y dotar de viabilidad de la ley. Por ello esperan que la normativa, ahora en manos parlamentarias, mantenga las "garantías jurídicas" para no "empantanar el proceso" y que, al final, "del 33 se pase al 50 por ciento de temporalidad en el sector sanitario".  "Dentro del margen de actuación que tenemos con respecto a la legalidad vigente intentamos que los profesionales puedan optar a un puesto fijo". 

Modificación del artículo 9.3


Mejor planificación de los Recursos Humanos, supresión de la tasa de reposición, modificación del Estatuto Marco y nuevo proceso de estabilización. Estos son los cuatro puntos que, según el Sindicato de Unión General de Trabajadores (UGT), contribuirían “decisivamente” a reducir la temporalidad en el sector sanitario y colocar la tasa de empleo temporal por debajo del 8 por ciento.

Ana María Francés Roger, secretaria de Sanidad, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de FeSP-UGT, apunta a este periódico que es “urgente” avanzar en las modificaciones del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud. En concreto, al igual que CCOO, Francés hace hincapié en el artículo 9 del mismo, concretamente el 9.3, el "punto de partida" para el sindicato que hace referencia al personal estatutario temporal, así como al nombramiento de carácter eventual.

“Este artículo es uno de los grandes culpables de que se ‘cuele’ no solo la temporalidad, sino también la precariedad, sobre todo para la figura del personal eventual”, reivindica la portavoz de la organización sindical, que aboga por preservar la normativa específica del Estatuto Marco. “Este artículo no es el único responsable de la tasa de temporalidad, pero sí el más determinante en los servicios de salud”, remarca. 

Dicho artículo expresa que, si se realizaran más de dos nombramientos para la prestación de los mismos servicios por un período acumulado de 12 o más meses en un período de dos años, procederá el estudio de las causas que lo motivaron, para valorar, en su caso, si procede la creación de una plaza estructural en la plantilla del centro. En este sentido, UGT insiste en la necesidad de suprimir el punto del estudio de las causas que lo motivaron. "No hay que entrar a volorar, directamente se tiene que crear una plaza estructural en las plantillas del centro para acabar con la temporalidad y precariedad", sentencia.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.