22 de enero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 20:25
Especialidades > Dermatología

Un hombre con el 95% del cuerpo quemado se salva con la piel del hermano

Según el cirujano, es la primera vez que se hace un trasplante de piel de esta magnitud

Maurice Mimoun, cirujano del Hospital Saint Louis de París.
Un hombre con el 95% del cuerpo quemado se salva con la piel del hermano
Redacción
Jueves, 23 de noviembre de 2017, a las 12:00
En 2016, Franck se quemó el 95 por ciento de su cuerpo en un accidente de trabajo. Hoy, gracias al injerto de piel de su hermano gemelo Éric pudo volver a casa por su propio pie. "Es la primera vez que se injerta el 95 por ciento de una piel quemada, es un trasplante casi total", explica el cirujano Maurice Mimoun, profesor de cirugía plástica que ha liderado la operación en el Hospital Saint Louis de París.

La clave del éxito de una operación de semejante magnitud radica en que al utilizar la piel del hermano gemelo de Franck para el trasplante, no se produjo el rechazo habitual al cabo de tres semanas. Tal como destacó el cirujano, los gemelos salen del mismo cigoto, comparten el ADN por lo que "es como si se tuviera un depósito de piel a disposición".

El trasplante de piel ha supuesto un largo proceso. A lo largo de varias sesiones se le extrajo a Eric piel del cuero cabelludo, ya que en esa parte del cuerpo no queda marca y cicatriza rápidamente.

Al no ser suficiente se extrajo también piel de la espalda y de las piernas. En total se utilizó el 50 por ciento de la piel de su cuerpo. Antes de implantar la piel en Frank, los cirujanos tuvieron que quitarle la piel quemada, calificada como "veneno" por Mimoun.

El cirujano también denominó como "fenómeno mágico" que al llevarse a cabo el injerto, hubo zonas de la piel que se recuperaron por sí mismas.