Los niños con esta enfermedad grave deben ser evaluados según los resultados de un nuevo estudio

La dermatitis atópica, asociada al riesgo de problemas de aprendizaje


16 abr 2021. 19.00H
SE LEE EN 1 minuto
La dermatitis atópica se asocia con mayores probabilidades de trastornos del aprendizaje en pacientes pediátricos, según un estudio publicado en JAMA Dermatology. 

Joy Wan, de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, y su equipo utilizaron datos de 2074 participantes (de 2 a 17 años) en el Registro electivo de eccema pediátrico con un diagnóstico de dermatitis atópica confirmado por un médico y 10 años de seguimiento. 

Los investigadores encontraron que el 8,2 por ciento de los participantes informaron un diagnóstico de discapacidad de aprendizaje. Los niños con una discapacidad de aprendizaje tenían más probabilidades de tener una peor gravedad de la EA, según lo medido por la puntuación media total de la Medida de eccema orientada al paciente (POEM), la categoría de gravedad de esta medida y el autoinforme.

Los participantes con dermatitis atópica leve, dermatitis atópica moderada y dermatitis atópica de severa a muy grave en el POEM fueron significativamente más propensos a reportar una discapacidad de aprendizaje que aquellos con una piel más sana, después de ajustar por sexo, edad, raza / etnia, ingreso familiar anual, edad de inicio de la dermatitis, antecedentes familiares y afecciones comórbidas.

"Los hallazgos sugieren que los niños con dermatitis atópica más grave deben ser evaluados en busca de dificultades de aprendizaje para iniciar intervenciones apropiadas que puedan mitigar las consecuencias de una discapacidad de aprendizaje ", escriben los autores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.