18 dic 2018 | Actualizado: 17:50

Un médico acusado de espiar historiales: "Mi cupo son todos los españoles"

El facultativo ha asegurado que lo hizo, entre otras cosas, por "curiosidad"

El juicio se está celebrando en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña.
Un médico acusado de espiar historiales: "Mi cupo son todos los españoles"
mié 13 junio 2018. 17.00H
Redacción
Un médico acusado de un delito contra la intimidad por consultar la historia clínica de un excompañero de trabajo ha asegurado que lo hizo por "curiosidad", para comprobar la existencia de una baja, y que desconocía que se trataba de algo irregular. Así lo ha dicho durante su declaración este miércoles en el juicio celebrado en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago.

El hombre ha contado que cuando sucedieron los hechos, en junio de 2011, llevaba pocos meses trabajando como médico de Punto de Atención Continuada para el Sergas, después de haber sido despedido de su anterior trabajo en una empresa de riesgos laborales.

En esta situación, ha alegado, recibió una llamada de un antiguo compañero que le preguntaba si era posible que un médico de un área diferente firmase una baja a un trabajador del área sanitaria de Santiago, algo a lo que él contestó que "no".

Un excompañero 

En concreto, la pregunta hacía referencia a un responsable de la antigua empresa en la que trabajaba el acusado, que había presentado una supuesta baja firmada por "un pediatra" de otra área sanitaria para "no ir a un juicio".

"Había un runrún de que esta persona enviaba desde su domicilio bajas cuando no quería comparecer en los tribunales, era incluso motivo de mofa en las oficinas de la empresa", ha dicho el procesado.

A raíz de esto, el hombre ha dicho que entró en dos ocasiones en la historia clínica de su excompañero para comprobar sI efectivamente figuraba esta baja como verdadera por "curiosidad", ya que llevaba "pocos meses" en el puesto y "tenía dudas" sobre si esto podía ser así.

El médico ha dicho que no fue formado sobre el uso del programa informático que da acceso a las historias clínicas y que "no sabía que podía considerarse delito".

De hecho, ha incidido en que, como su labor era la de ser médico de Punto de Atención Continuada, consideraba que sus pacientes "podían ser cualquier ciudadano". "Tenía la idea de que podía tener cierta responsabilidad sobre este señor, ya que mi cupo son los 45 millones de pacientes de España", ha ratificado ante el tribunal.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.