Redacción Médica
17 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Conocimiento > Derecho

Un estudio médico descarta un perfil psicopatológico en los maltratadores

Es la conclusión de un informe confeccionado por médicos forenses de la Generalitat de Cataluña

Patrícia Gomà, Aina Estarellas y Belén Gallo, durante la presentación del informe.
Un estudio médico descarta un perfil psicopatológico en los maltratadores
Redacción
Lunes, 30 de abril de 2018, a las 13:20
Un tercio de los maltratadores sufre trastornos mentales por consumo de drogas o alcohol, aunque no existe un perfil psipatológico que explique las agresiones machistas, según las conclusiones de un estudio que han confeccionado médicos forenses de la Generalitat de Cataluña. 

Belén Gallo, coautora del estudio y subdirectora del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (Imlcfc), ha afirmado que hay una concepción general de que "la violencia machista es fruto de una patología o trastorno", mientras que el estudio ha demostrado lo contrario.

La hipótesis de la que partieron las tres autoras del estudio, elaborado también por la doctora y directora del Imlcfc, Aina Estarellas, y Ana Milena, es que no había ningún perfil psicopatológico específico del maltratador que "justificara" la violencia de género.

La investigación ha consistido en comparar las valoraciones que médicos forenses hicieron de 187 hombres denunciados por delitos de violencia machista con los expedientes de 88 hombres denunciados por otros delitos, entre los años 2008 y 2015. Los datos se recopilaron de los expedientes de los partidos judiciales de la ciudad de Tarragona, El Vendrell (Tarragona) y Valls (Tarragona).

La principal conclusión del estudio es que no hay ningún perfil psicopatológico asociados a los maltratadores pero, aunque no exista un trastorno específico entre este tipo de agresores, los diagnósticos más frecuentes de la población analizadas son el consumo de drogas (33 por ciento), los trastornos derivados del consumo de alcohol (30 por ciento) y los trastornos del ánimo (26 por ciento).

En relación con los diagnósticos, Belén Gallo ha señalado que la muestra contiene una "población sesgada", en el sentido de que los hombres analizados disponían de una valoración forense porque, o bien tenían antecedentes médicos o el fiscal o el juez sospecharon que podían tenerlos. Por este motivo, es probable que la muestra de los denunciados contenga una mayor incidencia en los trastornos de ánimo y en el consumo de estupefacientes.

"En general suelen ser personas que gestionan mal la ira, que tienen dificultades para expresar sus sentimientos y gestionar los conflictos" ha constatado la doctora y coatura Aina Estarellas. El estudio también ha concluido que hay una gran "carencia" de informes de predicción de riesgo de violencia de género, ya que tan solo se realizaron en un 6 por ciento de la muestra analizada.