Prisión preventiva para la falsa médico que intentó robar un bebé en Oporto

La mujer se hizo pasar por trabajadora del hospital y alegó que tenía que llevarse al recién nacido a hacerle una prueba

Centro Hospitalar São João en Oporto.
Prisión preventiva para la falsa médico que intentó robar un bebé en Oporto
mar 05 febrero 2019. 12.55H
Este fin de semana una mujer de 48 años de edad decía ser médico, se saltaba todos los sistemas de seguridad e intentaba robar a un recién nacido en el Centro Hospitalar São João de Oporto. Unos hechos que coincidían también con lo ocurrido en nuestro país, concretamente en el Hospital de Guadalajara, con la detención de una mujer que se hizo pasar por pediatra para raptar a un bebé y que, en estos momentos, se encuentra en libertad provisional.

Los hechos sucedían en el área de maternidad del hospital portugués dónde la mujer que ha pasado a prisión preventiva, Laura Silva, intentó raptar al pequeño. Haciéndose pasar por médico, portando bata blanca y estetoscopio, entró en el cuarto de la madre que acababa de dar a luz y se presentó como trabajadora del centro.

La falsa facultativa dijo a los familiares que debía llevarse al bebé para que le hiciesen unas pruebas a otro de los pabellones del hospital. Fue este argumento lo que hizo saltar las alarmas del padre del recién nacido y lo que le llevó a desconfiar de la mujer. En ese momento el hombre decidió preguntar a las enfermeras de la planta para saber si la reconocían o no.


Fue el padre del bebé el que alertó a los equipos de seguridad del centro


Cuando las enfermeras del centro afirmaron que no conocían a la que se hacía pasar por doctora, el padre del bebé siguió a la mujer y al ver que se disponía a abandonar el edificio la frenó in extremis y alertó a los equipos de seguridad del centro.

La falsa médico fue detenida más tarde por la Policía de Seguridad Pública (PSP) y según publica el diario Mundo Portugues, la mujer que intentó secuestrar al bebé fue interrogada por el juez y está en prisión preventiva.

Por su parte, desde el propio hospital han manifestado que van a abrir una investigación interna para “aclarar completamente” el intento de secuestro del bebé. De hecho, a través de un comunicado han aclarado que todos los niños hospitalizados en el Servicio de Obstetricia tienen una pulsera electrónica “permanentemente activa que dispara la alarma cada vez que el niño sale fuera de un perímetro predefinido dentro del Servicio”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.