Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:25
Conocimiento > Derecho

Persigue a su médico por Urgencias al grito de: "Hijo puta, te voy a matar"

Una pareja amenaza de muerte a los sanitarios de un centro hospitalario de Pamplona

El agresor no ha sido detenido.
Persigue a su médico por Urgencias al grito de: "Hijo puta, te voy a matar"
Redacción
Jueves, 04 de octubre de 2018, a las 17:10
Profesionales sanitarios y no sanitarios de las Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra han rechazado "cualquier tipo de agresión" después de que el pasado 6 de septiembre, por la tarde, se vivieran momentos de tensión en el interior de este edificio cuando un paciente amenazó de muerte y llamó "hijo de puta" a un médico del servicio. 

Según ha recogido Navarra.com, un paciente de 24 años se presentó en Urgencias para ser atendido con un cuadro de excitación exigiendo una pastilla junto a una mujer, en igual estado. Fruto de ese nerviosismo, ambos comenzaron a gritar por lo que trabajadores del centro le pidieron que estuviera en silencio.

Ante este aviso, el joven se levantó y comenzó a perseguir a un médico por todo el pasillo de urgencias gritando: "Hijo de puta, te voy a matar". Afortunadamente, el profesional sanitario corrió más por lo que no llegó a agredirle físicamente. Además, un celador agarró "de forma valiente" al agresor.

El médico consiguió llegar hasta el puesto de Vigilancia para advertir de esta situación y se encontró que "no había nadie". Los sanitarios han denunciado, por otro lado, que el agresor no fue detenido.


Denuncia ante la Policía Foral de Navarra


El médico ha interpuesto una denuncia ante la Policía Foral por estos hechos que, desgraciadamente, se han repetido en tres ocasiones más durante estos pasados tres meses. Otra de las agresiones consistió en que una auxiliar fue mordida en el brazo por un paciente.

Por este motivo, profesionales sanitarios han exigido a la Administración que tome las medidas oportunas para "de forma concienzuda, rotunda, se hagan las actuaciones determinantes" que pongan fin a esta problemática.

En este sentido, los sanitarios de urgencias han mostrado una "gran preocupación" no sólo por las agresiones citadas, sino también por "las continuas amenazas e insultos" con la que trabajan a diario en Urgencias.

Según señalan, las miradas de desprecio, las amenazas, los gestos hostiles, las intimidaciones, los insultos o las faltas de respeto contribuyen a generar ese "ambiente hostil en el trabajo que tiene consecuencias para los profesionales".

Entre las soluciones que plantea este sector destacan las medidas destinadas a la conciencia sociales, así como generar factores de protección para los profesionales.

Desde el Gobierno de Barkos se prometió que de los dos guardas de seguridad del CHN, al menos, uno de ellos estuviera fijo las 24 horas en el área de Urgencia. Un aspecto que han considerado "insuficiente".

Además, también se han pedido timbres o alarmas antipánico, pero señalan que solo existe una en reanimación médica para urgencias vitales y otra en la consulta de psiquiatría. También se solicitaron cámaras de videovigilancia y patrullas de Policía Foral en el exterior. Precisamente esta última demanda fue "denegada" para no "militarizar" el Complejo Hospitalario.