Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Conocimiento > Derecho

Multa de 250 euros por amenazar y llamar "cerda asquerosa" a su enfermera

La sanitaria acudió al domicilio de la denunciada para asistir al marido de ésta

Imagen de la fachada del centro de salud de Matogrande.
Multa de 250 euros por amenazar y llamar "cerda asquerosa" a su enfermera
Redacción
Martes, 26 de junio de 2018, a las 11:00
Una vecina del barrio coruñés de Matogrande ha sido condenada a pagar una indemnización de 250 euros a una enfermera después de que ésta fuera agredida física y verbalmente cuando realizaba su trabajo. En concreto, la sanitaria del centro de salud del municipio se desplazó al domicilio de la mujer en agosto de 2017 para prestar asistencia a su marido y según consta la sentencia, fue amenazada e insultada cuando pidió ayuda para mover al paciente puesto que ella misma no podía y tenía dificultad para realizarle las curas correctamente.  

"Cerda asquerosa, te voy a hundir, te voy a machacar y te vas a quedar sin trabajo", recoge la sentencia que le espetó la mujer a la enfermera, a quien llegó incluso a lanzar un bolso, situación que provocó que la sanitaria quedase atemorizada, abandonase el domicilio y pidiese ayuda a la policía. Por estos hechos ha sido condenada a abonar una multa de 180 euros y a pagar una indemnización a las víctima de 250 euros por el daño moral que causó, según recoge La Opinión de A Coruña

"Los insultos y expresiones, seguidas del lanzamiento de un objeto, produjo tal repercusión en la enfermera del centro de salud de Matogrande que la determinó a abandonar el domicilio y requerir la actuación policial", indica el tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial en la resolución en la que confirma la sentencia de primera instancia. 

No es el único caso

Se da la circunstancia de que un mes antes de este suceso, otra usuaria del mismo centro médico fue detenida como presunta autora de un delito contra una de las enfermeras de la instalación, a quien gritó, amenazó de muerte y agredió con botes, según información de la Policía Local recogida por el diario. 

Entonces, la joven de 23 años gritó y amenazó a la sanitaria cuando le dijo que no podía recoger los dos botes con muestras para análisis que llevaba por no haber presentado la documentación necesaria. La agresora lanzó los botes a la cabeza de la enfermera, derramándose el contenido de uno de ellos.