Mapfre y Zurich afrontan la mayor multa por negligencia médica de España

Ambas aseguradoras han sido condenadas por la negligencia cometida en 2012 den el Hospital General de Valdepeñas

La menor sufre daño neurológico grave por la falta de oxígeno durante su alumbramiento.
Mapfre y Zurich afrontan la mayor multa por negligencia médica de España
mié 22 enero 2020. 13.20H
La Justicia ha dictado una sentencia en la que se condena a la mayor indemnización por negligencia médica de la sanidad española. En concreto, el Juzgado de lo Penal de Ciudad Real ha juzgado y condenado a pagar tanto al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, como a las aseguradoras Mapre y Zurich (con las que tiene contratada su responsabilidad civil subsidiaria el Sescam), más de 5,5 millones de euros por las graves lesiones ocasionadas a una niña por errores en el parto en el Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas en 2012 (actualmente, Hospital General de Valdepeñas).

Tal y como figura en la sentencia a la que ha tenido acceso Cadena Ser, la Justicia condena a cada una de las aseguradoras a abonar hasta un millón de euros, el máximo contratado en las cláusulas de esta póliza de seguros. El resto de la indemnización, los otros 3,5 millones de euros, deberán ser abonados por el propio servicio de salud público. 

Según informa el medio de comunicación, se ha dictado hasta un total de 2.591.498,28 euros como indemnización, a la que hay añadir intereses legales generales por la dilación en esta sentencia y una pensión anual para los padres, cifrada en 25.500 euros (una cantidad en la que se incluyen los gastos por asistencia sanitaria por tetraplejia (12.000 euros), epilepsia (4.000 euros) y rehabilitación de tetraplejia (9.500 euros).

Los hechos


Los hechos de los que este miércoles se conoce la sentencia se remontan a octubre de 2012, cuando, durante el parto, se produjo la rotura espontánea de la bolsa, generando la presencia de meconio (desechos generados por el feto durante en el embarazo) en el líquido amniótico.

Durante más de dos horas, y según recoge el fallo, se omitió el registro gráfico de las contracciones, anotando, por el contrario, la presencia de una contracción uterina y el descenso de la frecuencia cardiaca del feto (que llegó hasta las 60-80 pulsaciones por minuto). Además de eso, según la sentencia publicada por la Ser, “se detectaron 26 episodios de disminución de la frecuencia cardiaca, tira de registro en la que quedaron impresas 9 anotaciones de bradicardia, de descenso de la frecuencia cardíaca fetal”.

Ante esta situación, la Justicia dictamina que los profesionales sanitarios no tomaron las medidas necesarias para paliar la situación y evitarla, y advierte en su sentencia del deficiente control del parto, que provocó un daño neurológico grave en la menor por la falta de oxígeno. De hecho, en la actualidad, la niña de 8 años sufre daño neuropsicológico muy grave, epilepsia no controlada y tetraplejia, entre otros problemas.

Sobre sentencia pionera, que ha ganado la Asociación del Defensor del Paciente en Ciudad Real, cabe recurso de apelación contra esta sentencia ante la Audiencia Provincial de Ciudad Real.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.