Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 16:25
Conocimiento > Derecho

Los retrasos "injustificados" de un trasplante son motivos de indemnización

Un enfermo de hepatitis C esperó casi un año, cuando la operación debería de haberse realizado en un mes

Exteriores del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.
Los retrasos "injustificados" de un trasplante son motivos de indemnización
Redacción
Martes, 16 de enero de 2018, a las 11:40
El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha condenado a la Consejería de Sanidad a indemnizar con la cantidad de 150.000 euros a la familia de un enfermo de hepatitis C de Ponferrada (León) que falleció mientras esperaba un trasplante de hígado.

El Hospital del Bierzo solicitó en agosto de 2013 al Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid que incluyese al citado paciente en la lista de espera para un trasplante hepático, si bien este no llegó a tiempo por lo que el tribunal considera retrasos "injustificados" y el enfermo falleció en noviembre de 2014 a los 50 años.

La sentencia establece que el paciente fue víctima de "una pérdida de oportunidad" derivada de los retrasos en las pruebas a la que tendría que haberse sometido para confirmar que era apto para el trasplante.

Precisa que el proceso que tendría que haberse llevado a cabo en un periodo aproximado de un mes se dilató casi un año de forma "injustificada", además de volver a apostar el centro de referencia por un tratamiento alternativo, que ya había sido descartado, y que mermó aún más la salud del paciente.

En concreto se le aplicó un tratamiento con retrovirales con la intención de tratar de su función hepática y para evitar futuras infecciones cuando fuese sometido al trasplante. El deterioro de su salud debido a este tratamiento impidió que se llevase a cabo el trasplante, para el que ya estaba preparado un órgano, y finalmente el paciente falleció en noviembre de 2014.