20 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Conocimiento > Derecho

Juzgan a dos falsos médicos que pudieron engañar a 140 pacientes con cáncer

La Audiencia Provincial de Castellón juzga al falso médico gallego Coté y a su socio tras montar una clínica en Vinarós

Además hay dos mujeres encausadas.
Juzgan a dos falsos médicos que pudieron engañar a 140 pacientes con cáncer
Redacción
Martes, 10 de abril de 2018, a las 11:50
La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón está juzgando hasta el próximo miércoles, 18 de abril, a dos hombres acusados de hacerse pasar por médicos y homeópatas en la localidad de Vinaròs. Los acusados, según informa El Mundo, diagnosticaban enfermedades graves a pacientes y les suministraban medicación caducada, sin poseer la titulación ni los conocimientos necesarios para ello.

El proceso oral contra el acusado J.M.L.P, con antecedentes penales, así como contra el acusado F.J.G.A tiene un largo recorrido autonómico puesto que, antes de montar su clínica en Vinaròs, ejerció 15 años en la localidad coruñesa de Ferrol. Su mala praxis en Galicia, donde estuvo ejerciendo tres lustros, fue el principio de una trayectoria en la que sumó 142 afectados.

Los hechos sucedieron entre los años 2006 a 2009 cuando uno de los acusados abrió varios centros clínicos en el municipio. Allí, se realizaban pruebas, emitían diagnósticos (en ocasiones de enfermedades graves que realmente no padecían) y les cobraban diversas sumas de dinero por los tratamientos.

En la clínica de Vinaròs, según el escrito de Fiscalía, se encontraron productos caducados y no autorizados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps). 

Delito de homicidio

El falso médico -conocido como Coté en Galicia- está imputado allí por un delito de homicidio a causa del fallecimiento de una persona a la que practicó una intervención quirúrgica. "En Galicia aún está por salir el juicio contra estos mismos acusados, llevamos 10 años esperando a que se celebre un juicio contra estos dos médicos falsos y sus cómplices para los que pedimos una pena de 900 años de prisión, mientras el fiscal solicita 330 años de cárcel", ha explicado para el diario generalista la presidenta de la Asociación de Afectados de Intrusismo Médico Sanitario (más conocida como víctimas del falso médico ferrolano, Coté), Esther Fontán,

La fiscalía de Castellón también acusa a la mujer de uno de los hombres, que trabajaba como recepcionista y confeccionaba los presupuestos de los pacientes, así como también a una médico que constaba como doctora responsable del centro.

El Ministerio Fiscal de Castellón califica los hechos que sucedieron en Vinaròs como constitutivos de delitos de intrusismo, estafa, contra la salud pública y lesiones. Para los falsos médicos solicita una pena que supera los 22 años de prisión, mientras que para la recepcionista y la médico considerada cómplice pide una pena de ocho años de prisión.