16 nov 2018 | Actualizado: 15:25

Fin de ETA: así es la historia del MIR etarra condenado por dos asesinatos

La justicia le condenó por participar en los asesinatos de Isaías Carrasco y de Inaxio Uria

Aginagalde en una imagen de archivo.
Fin de ETA: así es la historia del MIR etarra condenado por dos asesinatos
jue 03 mayo 2018. 18.20H
Redacción
Este jueves la banda terrorista ETA ha anunciado su disolución definitiva mediante un comunicado leído por Josu Ternera, lo que pone fin a años de terrorismo que ha dejado por el camino numerosas víctimas y también verdugos. Ciudadanos de todo tipo se vieron atraídos por el mensaje de la organización y acabaron militando a las órdenes de los dirigentes políticos y militares de turno. 

Ese es el caso de Beñat Aginagalde, condenado en 2015 y 2017 por dos asesinatos cometidos en 2008 que acabaron con la vida del empresario Inaxio Uria y del consejal socialista Isaías Carrasco. Por el primero le sentenciaron a 44 años de cárcel, mientras que por el segundo la condena fue de 32 años de prisión. 

Se da la circunstancia de que Aginagalde había estudiado Medicina, e incluso había superado las pruebas de Formación Sanitaria Especializada previas al acceso a su residencia como MIR. El entonces joven de 24 años formó parte del comando Ezuste -no fichado por la Policía-, junto a Joanes Larretxea y Manex Carrasco y fueron los autores de más de 14 atentados en Guipuzkoa después del fin de la tregua.

76 años de cárcel

Por el crimen del concejal socialista en 2008 este médico había sido absuelto previamente por haberse vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva, pero finalmente la audiencia nacional le impuso 32 años de cárcel como culpable de un delito de asesinato terrorista, otro de tenencia de armas y uno de daños con finalidad terrorista. Además le prohibió acudir a Mondragón durante 10 años y una indemnización para la mujer e hijos de Carrasco de medio millóns de euros por el daño moral ocasionado y la pérdida de ingresos en la unidad familiar. 

Por su parte, Aginagalde fue condenado junto a Larretxea por el asesinato en Azpeitia de Uria, también por matar a tiros al empresario justo cuando se introdujo en su coche, principalmente por considerarle responsable del proyecto de Tren de Alta Velocidad (TAV) del País Vasco y por negarse a pagar el impuesto revolucionario. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.