Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Conocimiento > Derecho

Dos años de prisión para un médico que se recetaba a sí mismo psicotrópicos

Visto para sentencia el juicio contra un facultativo del 12 de Octubre que falsificó recetas para calmar su adicción

El acusado ha devuelto el perjuicio económico ocasionado a la Consejería de Sanidad.
Dos años de prisión para un médico que se recetaba a sí mismo psicotrópicos
Redacción
Jueves, 23 de marzo de 2017, a las 13:40
Un médico afronta una condena de dos años de prisión por falsificar recetas para prescribirse a sí mismo grandes dosis de Rubifen, un medicamento psicotrópico cuyo principio activo es el metilfenidato y que se usa en pacientes con TDAH y que en condiciones de abuso de consumo tiene efectos parecidos a drogas adictivas como la cocaína o la anfetamina.
 
La sección IV de la Audiencia Provincial de Madrid ha dejado visto para sentencia el juicio contra A. D. M., un facultativo especialista que durante 2013, cuando trabajaba en el Hospital Doce de Octubre de la capital, utilizó los sellos de dos compañeros médicos para falsificar un total de 147 recetas con las que después adquiría el fármaco en distintas farmacias de la región, utilizando su DNI y su tarjeta sanitaria.
 
Los hechos constituyen, según señala la Fiscalía en su escrito de calificación, “un delito continuado de falsificación de documento oficial cometido por funcionario público”. Por ello se pedían en principio cuatro años de prisión para este médico aunque la petición de condena ha quedado finalmente reducida a dos, tras un acuerdo de las partes.
 
En la reducción de la petición de condena ha intervenido que el acusado ha devuelto el perjuicio económico ocasionado a la Consejería de Sanidad de Madrid que asciende 453,15 euros y que se ha rehabilitado de su adicción al Rubifen.
 
Durante la vista judicial, que tuvo lugar el pasado martes 21, el médico ha reconocido los hechos. La fiscalía se ha mostrado favorable a la reducción de la petición de pena para que el acusado no ingrese en la cárcel, ya que no tiene antecedentes penales y no hay perspectiva de que vuelva a recaer.
 
Por otra parte el médico ha sido inhabilitado durante un año y nueve meses para ejercer la medicina en el Sistema Nacional de Salud y se le ha impuesto una multa de seis meses a razón de siete euros diarios, que suma 1.260 euros.