Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Conocimiento > Derecho

Detienen a una mujer por dar una patada en el pecho a una enfermera

La paciente también agredió a una médico del mismo centro de salud de Vélez-Málaga

Centro de salud de Vélez-Málaga.
Detienen a una mujer por dar una patada en el pecho a una enfermera
Redacción
Lunes, 23 de abril de 2018, a las 17:30
Una patrulla de agentes de la Policía Nacional detuvo este domingo a una mujer acusada de la da una patada en el pecho a una enfermera del centro de salud de Vélez-Málaga. La sanitaria tuvo que ser socorrida por sus compañeros y necesitó asistencia médica tras recibir el golpe, según ha informado el Sindicato Médico de Málaga (SMM).

La agresora fue llevada al centro porque se había desvanecido en plena vía pública. El personal se hizo cargo de ella y una enfermera le introdujo una vía. Acto seguido, la mujer se despertó, profirió todo tipo de insultos contra los profesionales y dio una patada a la persona que la estaba atendiendo. Al mismo tiempo, también produjo lesiones y contusiones a una médica que se encontraba allí.

La mujer intentó escapar, pero una patrulla de la Policía Nacional la detuvo y la puso a disposición judicial, para que un juez determine la pena que deberá cumplir por haber agredido a una profesional del sector sanitario andaluz.

El interlocutor policial sanitario

Se trata de una figura que se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionados con manifestaciones de violencia o intimidación al personal sanitario. Además, se trata de un punto de contacto permanente con los representantes de los centros médicos, colegios y demás autoridades competentes.

El interlocutor policial sanitario fue creado para poner freno a las agresiones a nivel nacional, garantizando una atención personalizada a los profesionales sanitarios que sufran violencia o amenazas.

El SMM condena el acto

El sindicato quiere denunciar rotundamente todo este tipo de casos que "por desgracia se están convirtiendo en demasiado habituales" en los centros sanitarios en los últimos años. Además quiere que estos hechos sean valorados judicialmente como delitos contra la autoridad y no como simples agresiones. En el caso de las mujeres de la sanidad pública este sindicato incluso ha reivindicado que pudieran tratarse como casos de violencia de género cuando sea un hombre el agresor.