Demandan a un hospital de Nueva York por 'desconectar' al paciente erróneo

Una mujer reclama daños y perjuicios por el estrés que vivió al decidir desconectar el respirador de un desconocido

Hospital St. Barnabas de Nueva York
Demandan a un hospital de Nueva York por 'desconectar' al paciente erróneo
mié 30 enero 2019. 14.00H
Una mujer ha interpuesto una demanda contra el Hospital St. Barnabas de Nueva York (Estados Unidos) por daños y perjuicios. La demandante, tal y como  ha publicado La Ser, pide una recompensa por el estrés y sufrimiento que pasó durante semanas al tener que decidir sobre desconectar el respirador de un desconocido, al que el equipo médico confundió con su hermano. El hospital no considera que la reclamación esté justificada, por lo que los jueces serán los encargados de solucionar el asunto en los próximos meses.

El año pasado, un hombre llamado Freddy Clarence Williams ingresó en el Hospital St. Barnabas de Nueva York (Estados Unidos) como consecuencia de una sobredosis de drogas que le provocó daños irreversibles en el cerebro, tal y como recoge The New York Post. Los trabajadores del hospital consultaron la tarjeta de la seguridad social del paciente y consiguieron contactar con su hermana, Shirell Powell, a quien informaron de que su familiar estaba ingresado con serios riesgos vitales

Cuando la mujer llegó al centro, el equipo médico le informó que el daño cerebral de su hermano era importante y que no tenía muchas probabilidades de sobrevivir. Como estaba entubado y mostraba una importante hinchazón, a Shirell le costó reconocer a su hermano, pero lo acabó haciendo. Al cabo de los días, los facultativos le comunicaron que su estado era de muerte cerebral.

Desconectar el respirador


Tras dos semanas ingresado, y al ver que su hermano no mostraba ninguna mejoría, Powell autorizó al hospital a desconectar el respirador y dejar morir a su hermano.

Tras esta dura decisión, la mujer recibió la llamada del médico forense encargado del caso de su hermano, que le notificó que su hermano estaba vivo en una cárcel y que habían desconectado a otra persona de edad similar y un nombre prácticamente idéntico. Mientras que el paciente fallecido se llamaba Frederick Clarence Williams, el hermano de Powell era Frederick Williams.

La mujer confirmó la noticia del forense tras volver a ver el cadáver. A pesar de su parecido, el hombre al que habían desconectado no era su hermano, por lo que Powell a decidico interponer la demanda contra el hospital. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.