Redacción Médica
17 de octubre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:30
Conocimiento > Derecho

Condenan a un quiromasajista por intrusismo al trabajar como fisioterapeuta

El masaje manual terapéutico es competencia exclusiva de los fisioterapeutas con el pertinente título universitario.

El masaje manual terapéutico es competencia exclusiva de fisioterapeutas
Condenan a un quiromasajista por intrusismo al trabajar como fisioterapeuta
Esther Ortega
Martes, 09 de octubre de 2018, a las 17:30
La Justicia ha condenado por intrusismo a un hombre que, sin la titulación exigida, realizaba tratamientos propios de un fisioteapeuta en Zaragoza. El autor de los hechos ha sido condenado a la pena de doce meses de multa con una cuota diaria de seis euros, así como al pago de costas, incluidas las de la acusación particular. El pasado 12 de septiembre, la Audiencia Provincial de Zaragoza, declaró firme la sentencia dictada el mes de julio.

En dicha sentencia, emitida por el Juzgado de lo Penal Número 2 de Zaragoza, como hechos probados se destaca que el acusado, sin antecedentes penales, tuvo un establecimiento abierto al público en el que se anunciaba como Quiromasajista, donde realizaba “mediante precio tratamientos físicos de masaje manual reservados a los fisioterapeutas, dado que los aplicaba incluso si la persona estaba afectada por lesiones musculares o articulares y sin previo diagnóstico ni análisis de documentación médica”.

El acusado, añade la sentencia, “nunca ha cursado los estudios universitarios exigidos para la profesión sanitaria de fisioterapia. Consiguientemente, no está en posesión del título universitario pertinente ni se halla colegiado en el correspondiente Colegio Profesional”.

Dos testimonios clave



El masaje manual terapéutico es competencia exclusiva de fisioterapeutas


En concreto, según consta en el escrito, “entre el 24 y el 31 de octubre de 2016 realizó masajes de naturaleza y finalidad propios de la fisioterapia” a una mujer que estaba “afectada de una tendinitis de hombro y a quien su médico había prescrito sesiones de fisioterapia que estaba pendiente de recibir en el Hospital Clínico de Zaragoza, a fin de tratar una inexistente contractura en trapecio derecho y cervicales”.

Además, la sentencia refleja el trabajo de un detective, que acudió a la consulta del 'quiromasajista' con una inventada contractura cervical por un accidente de tráfico, por el que le habían recomendado acudir a un fisioterapeuta. Pese a negar esta condición, sí que sometió al paciente a un tratamiento: “Al preguntarle si trataba ese tipo de lesión contestó que sí, que trataba todo tipo de lesiones… dándole dos sesiones en días distintos donde le aplicó masajes manuales y además en la última, acupuntura, sin pedirle previamente ningún informe médico o receta, aunque sí haciéndole preguntas sobre la lesión que había padecido”.


Masaje manual


El masaje manual terapéutico es competencia exclusiva de los fisioterapeutas con el pertinente título universitario y debidamente colegiados, según especifican la doctora Franco, autora del informe y el doctor Garay, decano del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Zaragoza, que inició la querella. Así, el Tribunal hizo suyas las valoraciones de Franco: "Un quiromasajista, incluso un niño, puede actuar sobre un tejido sano exclusivamente para aliviar, pero sobre una tendinitis, una ciática, una contractura o en la medida en que implican lesiones o patologías; solo puede actuar el especialista sanitario".