El acusado, desde 2004, procedía a plasmar sus impresiones y diagnóstico en un papel mediante un dibujo

Condenado un hombre de 83 años que se hacía pasar por médico en Navarra
Palacio de Justicia.


23 feb 2022. 12.15H
SE LEE EN 3 minutos
El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha condenado a un hombre de 83 años residente en Navarra por delito de intrusismo profesional en sanidad. Esta persona se dedicaba, desde 2004, "a diagnosticar enfermedades y dolencias, y proponer tratamientos, sin el título oficial que le habilita para el ejercicio de la profesión de la Medicina".

Los servicios jurídicos del Colegio de Médicos de Navarra se personaron en el Juzgado de Instrucción de Tudela como acusación particular por un delito de intrusismo profesional, previsto y penado en los artículos 403.1 y 403.2 b) del Código Penal.

El juicio, que se celebró por conformidad entre las partes el pasado 14 de febrero, condena al acusado a una pena de seis meses de multa, "a razón de una cuota diaria de 6 euros y a la destrucción, si no se ha hecho ya, del material incautado en esta causa". La sentencia es firme y contra ella no cabe recurso ordinario alguno.

La sentencia declara probado que el acusado carece de cualquier título oficial que le habilite para el ejercicio de la profesión de la Medicina. "Pese a ello se venía dedicando, al menos desde 2004, a diagnosticar a distintas personas, enfermedades o dolencias que padecía y a proponerles tratamiento", según recoge la sentencia.

Para el diagnóstico de la enfermedad el acusado se valía de la técnica de la exploración del iris (iridología), "no aceptada ni avalada por la comunidad científica". Añade la sentencia que "el diagnóstico de enfermedades es una actividad reservada en exclusiva a los licenciados o graduados en Medicina y Cirugía".

Al examinar a los pacientes, el acusado procedía a plasmar sus impresiones y diagnóstico en un papel mediante un dibujo en los que hacía referencia a conceptos médicos y anatómicos, conformando un historial médico que define la ley 41/2002 como "el conjunto de documentos que contienen los datos, valoraciones e informaciones de cualquier índole sobre la situación y la evolución clínica de un paciente a lo largo del proceso asistencial".

¿Cuándo se detectaron los hechos delictivos?


Los hechos juzgados se remontan a abril de 2018, cuando un médico puso en conocimiento de sus superiores las acciones desarrolladas por el acusado. Como consecuencia de dicha denuncia, se procedió a una inspección en donde se incautaron y precintaron diversos botes de crema que, analizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, contenían el principio activo betametasona 17,21 dipropionato, "que se trata de un corticoide tópico con actividad antiinflamatoria, animicótica, antiprofilerativa e inmunosupresora, que tiene la consideración de medicamento, careciendo de cualquier indicación, ni autorización administrativa, siendo peligroso para la salud, su aplicación sin control médico", describe la sentencia.

El Colegio de Médicos de Navarra celebra el resultado de la sentencia porque "es un paso más en la lucha contra el intrusismo profesional" y anima a los ciudadanos y colegiados a informar de sospechas de prácticas delictivas que pueden perjudicar y poner en peligro la salud de la población navarra.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.