Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20
Conocimiento > Derecho

Apartado nueve meses un médico que "faltó al respeto" a una MIR

La Fiscalía no vio un delito de acoso, pero la Inspección Sanitaria ha decidido aplicar un expediente disciplinario

El proceso para apartarle del servicio comenzó en noviembre, después de que las quejas sobre este profesional fueran trasladadas a la Inspección Sanitaria.
Apartado nueve meses un médico que "faltó al respeto" a una MIR
Redacción
Jueves, 05 de enero de 2017, a las 12:20
Un médico ha sido suspendido de empleo y sueldo durante nueve meses por desconsideración y faltas de respeto hacia una médico residente (MIR), después de le fuera abierto un expediente disciplinario. El proceso para apartarle del servicio comenzó en noviembre, después de que las quejas sobre este profesional fueran trasladadas a la Inspección Sanitaria.
 
Según informa la Cadena Ser, la “conducta machista y falta de respeto” de este médico con las profesionales del servicio, en especial con una residente, motivó que cinco de ellas enviaran una carta al gerente del Hospital de La Princesa, en Madrid, exigiendo “una solución inmediata”. Posteriormente ocho médicos del mismo servicio reiteraron al director médico del hospital, a través de una misiva, la petición de que le trasladaran.
 
Ante estas quejas, el jefe del servicio de Otorrinolaringología, donde trabajaba, y la gerencia del hospital trasladaron el caso a la Inspección Sanitaria para que fuera sancionado. Pero el médico presentó un recurso de alzada, que finalmente ha sido desestimado, lo que motivó que el caso se alargase.

Durante la investigación del caso, Sanidad informó a la Fiscalía para que valorara si los hechos denunciados podrían ser constitutivos de un delito de acoso sexual, pero la Fiscalía no estimó que fuera así y mandó seguir el procedimiento por la vía administrativa y no por la penal. El resultado del expediente iniciado por la Inspección es efectivo desde esta misma semana.

El proceso se ha alargado dos meses por la obligación de la Administración de actuar con garantías de procedimiento para todas las partes en las distintas fases, que incluyen posibilidades de recurso dentro de unos plazos.