Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Sociosanitario > Dependencia

Viajes Imserso: Mundiplan ocultó irregularidades que afectaban a pacientes

Sanidad no recibió comunicación de las incidencias producidas, tal y como establece el concierto

Javier Frias, director comercial de Mundiplan. Foto: El Comercio
Viajes Imserso: Mundiplan ocultó irregularidades que afectaban a pacientes
Carlos Cristóbal
Miércoles, 27 de abril de 2016, a las 17:10
A Mundiplan, encargada de organizar los viajes del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) con destino a Baleares y las islas Canarias, se le acumulan las polémicas . A la derivada de las numerosas reclamaciones por deficiencias en el servicio, se suma ahora otra. Y es que, tal como ha podido saber Redacción Médica, el conglomerado empresarial ocultó dichas incidencias al Imserso en vez de comunicárselas, tal y como se contempla en los pliegos de la adjudicación.


El Imserso abrió el expediente tras pedir explicaciones por carta
dos veces 

El consorcio, en el que están presentes Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7 Viajes, comenzó a prestar el servicio en enero del presente año tras demorarse después de que Hacienda diera, por razones de índole exclusivamente económicas, marcha atrás al acuerdo inicial dictado por los técnicos del Imserso. Solo un mes después, “hay constancia de que se han producido incidencias, y que éstas no han sido comunicadas al Instituto de Mayores”, señalan a este diario fuentes del Ministerio de Sanidad.

Ante esta situación, el Imserso pidió a Mundiplan una explicación de lo que estaba sucediendo en dos cartas que, si bien recibieron respuesta, no consiguieron aplacar las dudas sobre unos posibles incumplimientos que achaca exclusivamente a la concesionaria. Ante esta situación, optó por  la apertura de un expediente administrativo cuyo segundo plazo de alegaciones finaliza este miércoles.

Las dos llamadas de atención y  el expediente no han provocado, sin embargo, una mejoría. De hecho, desde Sanidad confirman que las reclamaciones no han dejado de llegar. En cuanto a su tipología, si bien es cierto que no se aventuran a asegurar que las haya de tipo sanitario, señalan que “aunque no sean meramente sanitarios, estos trastornos afectan negativamente a la salud de estas personas”. Y es que los cambios de horarios, desplazamientos y condiciones que se han producido suponen, más allá del mero contratiempo, una amenaza real a la salud de un colectivo formado mayoritariamente por pacientes crónicos, polimedicados y, en ocasiones, con algún tipo de discapacidad, que requiere de unos cuidados y rutinas específicos.

A la espera de la resolución de las pesquisas sobre lo sucedido, en el ministerio se vive un clima de doble preocupación respecto a este asunto ante el daño que este caso puede causar en la imagen del órgano dependiente de Sanidad, pero sobre todo por la calidad del servicio que reciben los mayores en estos viajes. Así, según ha podido saber este diario, el sentir de la entidad que dirige Antón se resume en la frase “si tienen unos requisitos, que los cumplan”,  y advierten que, de no ser así, optarán por la vía judicial.