24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 18:40
Sociosanitario > Dependencia

No hay suficientes sanitarios para atender la demanda de la dependencia

Los sindicatos denuncian que las ratios de trabajadores por usuario son “obsoletas” y están “desactualizadas”

Gracia Álvarez, secretaria de Sanidad, Servicios Sociales y Dependencia de UGT.
No hay suficientes sanitarios para atender la demanda de la dependencia
Redacción
Jueves, 03 de agosto de 2017, a las 18:00
El personal asistencial de las residencias de mayores es “insuficiente” y las ratios de profesionales por usuario son "obsoletas" y están desactualizadas, ya que no se ha tenido en cuenta cómo evoluciona el grado de dependencia de los ancianos a lo largo del tiempo. Así lo considera el Sindicato de Auxiliares de Enfermería (SAE), el Sindicato de Auxiliares Técnicos de Enfermería (Satse) y UGT, que han remitido un comunicado conjunto pidiendo que se revisen los niveles de dependencia de los usuarios de las residencias de la tercera edad para adecuar el personal a las necesidades asistenciales.

“Las quejas por las ratios de los centros de mayores se han incrementado desde el pasado mayo, cuando una anciana dependiente falleció tras amputarla una pierna que había quedado encajonada entre la barandilla y la cama de una residencia de Arganda del Rey”, explican, “y el enfermero que la atendió, que se ocupaba de 343 residentes cuando se produjo el suceso, denunció que el fallecimiento de la mujer fue consecuencia de la falta de personal, a lo que el consejero madrileño de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, ha respondido que se trató de un "accidente desafortunado".

Según Carmen Argüello, responsable de Acción Sindical del SAE, “el principal problema de las residencias de mayores es de personal, porque las personas van enfermando, se van deteriorando y teniendo más patologías, mientras el personal de los centros sigue siendo el mismo".

Por su parte, la secretaria de Sanidad, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT, Gracia Álvarez, ha insistido en que el "problema fundamental" es que las personas que ingresan con grado 1 aumentan su dependencia, y "eso no se revisa, y el personal sigue siendo el mismo".

Ratios de dependencia obsoletos y deteriorados

La ratio de asistencia por anciano se establece en función de la tipología de usuario, de si se vale por sí mismo o es dependiente, pero la composición de la plantilla de los centros no se actualiza periódicamente, ha explicado a EFE el portavoz del Satse, Recesvinto Valiente. Así, las ratios se quedan "obsoletas", conforme los mayores "se deterioran con el paso del tiempo".

En la Comunidad de Madrid, ha continuado el delegado del Satse, el personal de los centros no se revisa en función de las necesidades de los ancianos desde hace una década, cuando esta comunidad estableció las ratios. "Desde 2007, el residente que no se ha muerto, ha empeorado y va demandando más servicios, más cuidados. Y eso no se ha actualizado", ha afirmado.

En este sentido, Argüello ha incidido en que las ratios de personal sanitario "son escasas en todas las comunidades". Desde UGT, además, han denunciado que se incluye a los trabajadores que no atienden directamente a dependientes, como empleados de limpieza o de cocina, en el número de profesionales que debe haber por usuario en las residencias según la Ley de Dependencia. Esto supone que las ratios se están utilizando "de forma engañosa", ya que, para cumplirlas, contabilizan a trabajadores cuyo cometido no es atender a los ancianos.

Además, el SAE ha alertado de que las ratios no contemplan cubrir las ausencias de los trabajadores por motivos como la muerte de un familiar o una visita médica. "El trabajo sale, pero a costa de las espaldas de los trabajadores. Los compañeros tienen una carga impresionante de trabajo, con muchas lesiones", ha sostenido.

Sanidad antes que servicios sociales

Otro problema, según el Satse, es que los profesionales sanitarios prefieren trabajar en los servicios de salud antes que en los sociales, porque las condiciones laborales que hay en estos centros son "precarias" y se sienten peor valorados. Además, Argüello ha censurado que haya residencias sanitarias privadas en las que los técnicos de enfermería tienen que asumir tareas ajenas, como cocinar.

Por su parte, Valiente ha asegurado que la falta de personal sanitario es aún más acusada que la de personal asistencial: "En estos centros hay un déficit de personal de enfermería terrible. Que haya una enfermera para 500 usuarios es un despropósito. Ni aunque quieras puedes atenderlos".