El Clínic participa en un ensayo europeo contra el choque cardiogenético

El centro está coordinando una red de hospitales catalanes que están investigando sobre ello

Manel Sabaté y Manel Castellà.
El Clínic participa en un ensayo europeo contra el choque cardiogenético
lun 16 septiembre 2019. 13.40H
El Hospital Clínic de Barcelona es el coordinador de una red de hospitales catalanes que trabajan en el proyecto Euro Shock, un ensayo a nivel internacional que trabaja para mejorar el tratamiento ante un choque cardiogenético secundario en un infarto de miocardio.

El choque cardiogenético es un estado clínico y hemodinámico muy complejo que conlleva una falta de riego sanguíneo en los órganos más importantes del cuerpo humano a causa de un infarto de miocardio masivo. Se calcula que en Europa cerca de 50.000 ciudadanos son diagnosticados de ello y las mujeres y las personas mayores son las que presentan un peor pronóstico tras esta patología.


Alta tasa de mortalidad


Se han hecho varios intentos de mejorar la supervivencia de esta población con diferentes técnicas, pero ninguna de ellas ha comportado una mejora significativa de la mortalidad. La mayoría de los pacientes con choque cardiogénico acaban con insuficiencia orgánica, un problema grave de salud que tiene una tasa de mortalidad alrededor del 50 por ciento durante 

Los expertos señalan los beneficios de llevar a cabo un diagnóstico precoz ante esta patología


los primeros 30 días después de la aparición del cuadro clínico.

El ECMO es una modalidad de apoyo circulatorio mecánico con la que se extrae sangre desoxigenada de las venas del paciente y, después de ser enriquecida con oxígeno, se administra de forma directa al sistema arterial, con el que se preservan los órganos críticos del cuerpo durante la fase más grave de la dolencia.

Manel Sabaté, jefe de Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Clínico y coordinador del estudio en Cataluña explica que: "Cualquier demora en el tratamiento empeora mucho pronóstico de los pacientes con choque cardiogénico. Por lo tanto, la actuación sobre estos pacientes tan graves tiene que ser rápida y coordinada haciendo traslados directos en los centros con experiencia y capacidad de ofrecer este tipo tratamiento."

"El tratamiento con ECMO puede ser muy útil en los pacientes con choque puesto-infarto, pero todavía no está demostrado científicamente en un ensayo clínico. Estudios previos con otros dispositivos muy prometedores fallaron a la hora de demostrar un beneficio claro. Esto hace este estudio tanto importando por estos pacientes", señala Manel Castellà, jefe del Servicio de Cirugía Cardiovascular del Clínic y miembro del Comité ECMO del CatSalut. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.