24 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 11:30
Especialidades > Cardiología

Cardiología: los ventrículos artificiales sustituirán a los trasplantes

La SEC asegura que "es previsible que en los próximos años se igualen o superen como ya ha ocurrido en Estados Unidos"

El presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Andrés Íñiguez.
Cardiología: los ventrículos artificiales sustituirán a los trasplantes
Redacción
Viernes, 02 de junio de 2017, a las 13:30
Los implantes de ventrículos artificiales superarán a los trasplantes cardíacos en los próximos años, hasta el punto de que en algunos casos podría sustituirlos. Este prometedor ámbito acerca de la insuficiencia cardiaca (IC) en España se encuentra actualmente en plena fase de crecimiento. Con más de una década de trayectoria a nivel mundial y unos ocho años en nuestro país, esta terapia constituye una oportunidad para los pacientes con IC avanzada en estado terminal.

Este es uno de los temas destacados de la reunión de la Sección de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que se celebra estos días en Valladolid. Tal y como explica el presidente de la sociedad médica, Javier Segovia, el uso de las asistencias ventriculares de larga duración (ventrículos artificiales) tiene dos indicaciones fundamentales: una, como puente al trasplante cardiaco, en pacientes que ya están en lista de espera para trasplante y que, por el avance de la enfermedad requieren esta medida para sobrevivir hasta el trasplante; por otro lado, se utilizan como terapia permanente en pacientes con IC terminal en personas que tienen contraindicación al trasplante cardiaco.

“Son asistencias con las que los pacientes viven años de forma autónoma, y se prevé que su uso en España vaya aumentado de forma considerable en los próximos años. Se implantan en hospitales especializados, que coinciden en gran parte con los centros de trasplante cardiaco”, comenta el Dr. Segovia. Si bien los números todavía son modestos, inferiores a un centenar al año (mientras que se realizan unos 280 trasplantes cardiacos anuales), “es previsible que en los próximos años se iguale o supere el número de trasplantes, como ya ha ocurrido en Estados Unidos desde hace dos años”, puntualiza el especialista.

Pacientes que hasta hace poco carecían de alternativas, pues por su edad o enfermedades asociadas no podían acceder al trasplante, serán los potenciales beneficiarios. En la actualidad, determinados pacientes con edades hasta los 70 o más años, podrán acceder a esta terapia, por lo que es muy probable que el uso de ventrículos artificiales vaya en progresivo aumento.

Durante la reunión de este año, todos los centros que implantan asistencias ventriculares de larga duración presentarán sus resultados. Mediante la puesta en común de la experiencia de cada centro se busca el avance general, así como contribuir a una mayor evidencia científica de la técnica.