"Esta revolución de la Cardiología la conseguimos gracias a las nuevas herramientas y al avance del conocimiento"

"Buena asepsia y sala de Radiología", receta de la estimulación fisiológica
Julián Pérez-Villacastín, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).


21 ene 2022. 09.00H
SE LEE EN 4 minutos
La estimulación fisiológica en el implante de marcapasos es una nueva forma de estimulación cardíaca que permite estimular de forma directa el sistema eléctrico de conducción, permitiendo que "esa estimulación sea más parecida a la del mismo corazón". Según Julián Pérez-Villacastín, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), "lo que estamos consiguiendo gracias a la existencia de nuevas herramientas y al avance del conocimiento es colocar el cable del marcapasos en lugares que hasta ahora parecían casi impensables".

Pérez-Villacastín asegura que "esta revolución de la Cardiología es una corriente que cada vez se expande más y más, como una mancha de aceite". Sin embargo, considera necesario dos requisitos: por un lado, "disponer de una sala de Radiología con buena calidad y, por otro lado, que los quirófanos dispongan de una asepsia correcta".

En este sentido, el presidente de la SEC explica que "todavía existen lugares donde los marcapasos se implantan con equipos portátiles que no tienen la calidad de imagen necesaria que permite llevar a cabo este tipo de procedimientos más sofisticados y detallistas". Asimismo, recalca "la importancia de que la asepsia debe ser la misma que la necesaria para un quirófano, ya que se tratan de técnicas más prolongadas y meticulosas". 

Son muchos los estudios que muestran que esta técnica es fiable y segura, pero "no todos se benefician de la misma manera de este tipo de estimulación", apunta Pérez Villacastín y quien enumera las personas a las que se debería seleccionar para llevarlo a cabo: primero, la estimulación fisiológica será prioritaria para "aquellos pacientes a quienes les sienten mal la colocación de cables en los lugares convencionales y les produzca una disfunción ventricular" y, segundo, "para personas relativamente jóvenes que tendrán implantado el marcapasos durante muchos años".

Estimulación fisiológica en la terapia de resincronización cardíaca (TRC)


Desde la SEC explican que actualmente existen dos formas de estimulación fisiológica: la estimulación Hisiana y la estimulación de la rama izquierda. Ambas se han utilizado en pacientes con indicaciones de estimulación antibradicardia, demostrando su seguridad y viabilidad en este ámbito. El hecho de que mediante la estimulación fisiológica se pueda recuperar la activación eléctrica sincrónica de los ventrículos ha creado grandes expectativas sobre la posible utilización de las mismas como en la terapia de resincronización cardiaca (TRC).


"No cabe duda de que la estimulación del sistema de conducción ha llegado para quedarse"



"Desde un punto de vista teórico, parece completamente plausible considerar que no hay mejor forma de resincronizar un corazón con disfunción VI y un bloqueo de rama izquierda que consiguiendo que la activación eléctrica de ambos ventrículos vuelva a trascurrir a través del sistema específico de conducción corrigiendo el bloqueo de rama precedente. Esto se puede conseguir tanto con la estimulación Hisiana como como con la estimulación de la rama izquierda", detallan desde la SEC.

"No cabe duda de que la estimulación del sistema de conducción ha llegado para quedarse y que, probablemente, va a suponer un cambio de paradigma en el ámbito de la estimulación cardíaca y sus posibles aplicaciones en la TRC son también muy prometedoras y, por el momento, ya constituye una alternativa válida para aquellos pacientes en los que no podemos realizar una estimulación biventricular convencional", concluyen.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.