Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Conocimiento > Avances

Primer tratamiento eficaz para paliar el síndrome de Down

Un grupo de investigadores españoles encuentran una fórmula para mejorar las capacidades intelectuales

La sede del Centro de Regulación Genómica de Barcelona.
Primer tratamiento eficaz para paliar el síndrome de Down
Redacción
Martes, 07 de junio de 2016, a las 13:40
La ciencia avanza contra el síndrome de Down. Un grupo de investigadores españoles ha logrado demostrar que un compuesto presente en el té verde, acompañado de un protocolo de estimulación cognitiva, es capaz de mejorar las capacidades intelectuales de personas con esta enfermedad. “Es la primera vez que un tratamiento demuestra eficacia en un ensayo fiable en términos científicos”, ha explicado Mara Dierssen, neurocientífica del Centro de Regulación Genómica de Barcelona y colíder del estudio.

A pesar de que precisa que no se trata de una cura, el descubrimiento “abre nuevas vías a la terapia farmacológica en síndrome de Down”, según la investigadora.  Para alcanzar este descubrimiento, se ha realizado un ensayo donde han participado 84 personas con síndrome de Down, de entre 16 y 34 años. Aproximadamente la mitad tomó el tratamiento durante un año, mientras la otra mitad recibía un placebo, una sustancia sin acción terapéutica, para poder comparar.

En este último ensayo clínico, que ha costado 750.000 euros, ha colaborado con el farmacólogo Rafael de la Torre, director del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas, en Barcelona, y con la fundación francesa Jérôme Lejeune, que ha puesto la mayor parte del dinero.

Las conclusiones de la investigación, que se han publicado en The Lancet Neurology, revelaron que El extracto de té verde mejoró de manera moderada la memoria a corto plazo y su capacidad para organizarse en la vida diaria, al mismo tiempo que inhibía la impulsividad de los pacientes. Las imágenes del cerebro muestran cambios en la corteza que se correlacionan con estas mejorías.

Lejos de conformarse con los resultados obtenidos, Dierssen ha anunciado que quiere organizar un nuevo ensayo clínico, pero con muchos más pacientes y en diferentes ciudades, para tener una muestra representativa de la población con síndrome de Down. No obstante, reconoce que un ensayo de fase 3 es “carísimo y suele requerir inversión privada”. Según las estimaciones, podría alcanzar un valor de tres millones de euros.