Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Conocimiento > Avances

Efectos colaterales 'sorpresa' de un antibiótico a la flora intestinal

Lo afirma un estudio de Fisabio que analiza el efecto negativo a largo plazo del vancomicina

Carles Úbeda en el laboratorio, acompañado por su equipo de investigación, formado por Sandrine Isaac, Beatriz Herrera, Alejandra Flor y Ana Djukovic.
Efectos colaterales 'sorpresa' de un antibiótico a la flora intestinal
Redacción
Jueves, 06 de octubre de 2016, a las 11:30
La microbiota intestinal es esencial para el desarrollo del tracto intestinal y la maduración del sistema inmune y nervioso, pero en ocasiones puede verse afectada por determinados fármacos. Es el caso del vancomicina, un antibiótico utilizado a menudo para tratar infecciones causadas por bacterias multirresistentes como Staphylococcus aureus y Clostridium difficile.

Es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por investigadores del Área de Genómica y Salud de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (Fisabio). Liderados por Carles Úbeda, su estudio se ha centrado en el efecto negativo a largo plazo causado en la flora intestinal por la administración de vancomicina.

“Nuestros resultados revelan que el uso de la vancomicina oral produce alteraciones en la microbiota intestinal, es decir, en las bacterias que forman la flora intestinal, hasta el punto que la mayoría de los pacientes no llegan a recuperar los niveles iniciales incluso 22 semanas después del tratamiento”, ha contado Úbeda.

Toda alteración de la composición microbiana producida por los antibióticos puede favorecer el desarrollo de  enfermedades infecciosas y patologías como obesidad o asma. “Hemos encontrado una gran diferencia entre pacientes – ha resaltado Úbeda- en cuanto al nivel de recuperación de la microbiota. Mientras en algunos casos se llega a extremos en que no se recuperan hasta el 89% de las bacterias más abundantes, en otros casos la microbiota recuperada es similar a la composición inicial”.

“Durante las dos semanas que dura el tratamiento antibiótico es cuando se produce una mayor alteración de la microbiota de estos pacientes, coincidiendo la pérdida de la gran mayoría de las especies bacterianas con un incremento de algunas bacterias asociadas a infecciones, como Escherichia y Klebsiella”, ha resaltado el investigador del Área de Salud Pública de la Fundación Fisabio.

Posteriormente, el grupo de investigación de Úbeda ha realizado un estudio en ratones para identificar las posibles consecuencias de los cambios observados tras el tratamiento con vancomicina. Los resultados  identificaron que una menor recuperación de la microbiota tras el cese del tratamiento promueve la colonización por patógenos multirresistentes.
“Los resultados de este estudio permiten a los clínicos disponer de mayor información  para elegir, dentro de las opciones posibles a la hora de tratar infecciones, los tratamientos más eficaces y con menor impacto en la microbiota”, ha añadido  Úbeda, investigador del Ciberesp.