El trasplante fecal, mejor que los antibióticos en C. difficile resistente

Un estudio señala que este tratamiento mejora la supervivencia casi un 30% y reduce 4 veces el riesgo de sepsis

El 'Clostridium difficile' recurrente es resistente a los antibióticos.
El trasplante fecal, mejor que los antibióticos en C. difficile resistente
mié 06 noviembre 2019. 10.10H
El tratamiento del Clostridium difficile recurrente (CDR) con trasplante de microbiota fecal (TMF) aumentó la supervivencia en casi un 30 por ciento, redujo la duración de la estancia hospitalaria a la mitad y disminuyó el riesgo de sepsis en casi cuatro veces en comparación con el tratamiento con antibióticos, según un estudio de cohorte prospectivo publicado en la revista Annals of Internal Medicine.

El CD recurrente a menudo es resistente a los antibióticos y se asocia con complicaciones potencialmente mortales, incluidas las infecciones del torrente sanguíneo. Es probable que una proporción sustancial de pacientes desarrolle infecciones del torrente sanguíneo, la mayoría de las cuales son causadas por microbios intestinales y conducen a la muerte en más del 50 por ciento de los pacientes.

El trasplante fecal no solo es una opción de tratamiento sino que además puede prevenir complicaciones


Investigadores del Fondazione Policlinico Gemelli IRCCS, un centro académico terciario en Roma (Italia), compararon los resultados de 290 pacientes hospitalizados con CD recurrente que fueron tratados con TMF o antibióticos.


Resultados


Cinco pacientes en el grupo de trasplante de microbiota fecal y 22 en el grupo de antibióticos desarrollaron una infección en el torrente sanguíneo. Debido a las diferencias en muchas características basales entre los pacientes tratados con trasplante fecal frente a los antibióticos, incluido el número de recurrencias y la gravedad del CDR, los análisis comparativos se limitaron a una cohorte compatible.

El riesgo de infección del torrente sanguíneo fue 23 puntos porcentuales más bajo en el grupo con trasplante fecal. Además, este grupo también tuvo 14 días menos de hospitalización y un aumento de 32 puntos porcentuales en la supervivencia general a los 90 días en comparación con el grupo de antibióticos.

Por todo ello, los investigadores consideran que estos hallazgos sugieren que el trasplante fecal puede ser una opción no solo para curar el Clostridium difficile recurrente sino también para prevenir sus complicaciones.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.