¿Cuál es la diferencia entre aislamiento, cuarentena y distanciamiento?


El aislamiento se refiere a que, cuando una persona da positivo en Covid-19, se mantenga lejos de las demás personas, incluso en su casa. La cuarentena tiene como objetivo mantener a una persona que pudo haber estado expuesta al virus alejada de otras personas, y el distanciamiento son los dos metros que debemos mantener con las personas no convivientes en general y con los convivientes si alguno de ellos está infectado de coronavirus. En este sentido, donde más dudas surgen es en torno a en qué casos se debe cumplir una cuarentena, ya que se suele aplicar a personas que no se sabe si están infectadas de coronavirus o no.

Las personas que han tenido contacto cercano con una persona con Covid-19, excepto las personas que ya han padecido coronavirus en los últimos 3 meses, son las que deben cumplir cuarentena. Según el CDC de Estados Unidos, las personas con resultado positivo en la prueba de detección del Covid-19 no necesitan hacer cuarentena o repetir la prueba hasta 3 meses después, siempre y cuando no vuelvan a manifestar síntomas. Las personas que vuelven a manifestar síntomas dentro de los 3 meses de su primer brote de coronavirus pueden necesitar una nueva prueba de detección si no se identifica otra causa para sus síntomas.

A este respecto, el Ministerio de Sanidad define como contacto cercano o estrecho de coronavirus a:
  1. Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso positivo: personal sanitario o sociosanitario que NO haya utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar.
  2. De forma general, a nivel comunitario, se considerará contacto estrecho a cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros y durante más de 15 minutos.

¿Cuánto dura la cuarentena tras el contacto con un positivo Covid?


Los contactos estrechos o cercanos deben cumplir cuarentena durante los 10 días posteriores al último contacto con un caso confirmado y, en caso de ser convivientes y no poder garantizar el aislamiento del caso en las condiciones óptimas, la cuarentena se prolongará 10 días desde el final del periodo de aislamiento del caso.

¿Cuánto dura el aislamiento de un positivo por coronavirus?


En España, si tenemos una infección confirmada de coronavirus el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde el último día con fiebre y/o otros síntomas con un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas. A este respecto, no es necesaria la realización de una PCR para levantar el aislamiento ni para reincorporarse a la actividad laboral. Por su parte, en los casos asintomáticos de coronavirus el aislamiento se debe mantener hasta transcurridos 10 días desde la fecha de toma de la muestra para el diagnóstico, no desde que se comunica el positivo en Covid-19.

¿Cuál es la distancia recomendada para evitar contagios de Covid-19?


La Organización Mundial de la Salud aconseja guardar al menos 1 metro de distancia con cualquier persona para reducir el riesgo de infección cuando una persona, tose, estornuda o habla. Sin embargo, en países como España el mínimo recomendado son dos metros y siempre utilizando mascarilla. En espacios interiores, todas las autoridades coinciden en que cuanto mayor distancia mejor, además de seguir otras recomendaciones como la ventilación continua del espacio para evitar el contagio de coronavirus por aerosoles.

No obstante, la separación social recomendada hasta ahora por las autoridades de entre 1 y 2 metros solo sería efectiva cuando la persona se encuentra en un espacio interior o en una zona donde no haya viento en el caso de los espacios abiertos. ¿El motivo? Las partículas del coronavirus que se expulsan en movimiento permanecen flotando. Por ello, los expertos aconsejan establecer un espacio de entre 4 y 5 metros con la persona que haya delante cuando se camina. La distancia deberá aumentar hasta los 10 metros al correr o pasear en bicicleta según un reciente estudio publicado por universidades europeas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.