23 de junio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 22:20
Opinión > FIRMAS

Pasado, presente y futuro de la Sanidad Militar

Por Manuel José Guiote, general jefe de la Brigada de Sanidad y comisario de la exposición 'Sanidad Militar Española: historia y aportación a la ciencia'
Miércoles, 23 de julio de 2014, a las 19:28
“No nos han detenido ni un solo momento la falta de caminos, precipicios, caudalosos ríos y despoblados que hemos experimentado. Mucho menos las aguas, nieves, calores, hambre y sed que muchas veces hemos sufrido. Los rigores sirvieron de estímulo para dar un brillante fin a las nobles y humanitarias tareas”. Carta a José Cabello, virrey de Perú.

Con estas palabras, el cirujano de la Armada, José Salvani, segundo de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna 1803-14, describe los rigores y avatares sufridos y superados como uno de los protagonistas de la primera campaña de vacunación masiva y la primera campaña de salud pública realizada por un gobierno, y todo llevando el virus en un reservorio vivo, en niños inoculados, manteniendo una cadena humana que permitiera difundir la vacuna de la viruela, enfermedad devastadora, y creando un sistema de salud permanente y estable  por todas las posesiones españolas y parte de China. El resultado: miles de vidas salvadas y el primer paso para la erradicación de tan grave y mortal enfermedad.

Esta, que seguro que es la mayor hazaña de tipo humanitario realizada por el hombre y de una complejidad para la época superior a la que plantea en la actualidad poner un hombre en la luna, fue realizada por médicos militares, y es una de las que podrán conocer si acuden a Granada para visitar la Exposición Temporal sobre Sanidad Militar que se celebra en el Parque de las Ciencias de dicha ciudad.

Como si fuera el apartado de preguntas frecuentes, voy a contarles los porqués de esta muestra.

A instancias de personas relacionadas con la sanidad, tanto civil como militar, y que desarrollan su labor en Granada, surge la idea de realizar una muestra sobre sanidad militar, parte de nuestras Fuerzas Armadas, tan poco conocida como imprescindible para mantener a los soldados, a los ejércitos y que no se pierdan por las enfermedades, siempre más devastadoras que las armas del enemigo. Los enfermos, heridos y muertos no pueden cumplir la misión encomendada.

Pronto se decide que el Parque de las Ciencias es un magnifico escenario para  una exposición de este tipo, por su prestigio, organización y fines, así como por el número y calidad de sus visitantes. Todo unido al atractivo turístico de la ciudad de Granada.

Esto lleva a la firma de un convenio entre el Parque de las Ciencias y el Ministerio de Defensa con el fin de realizar una exposición de carácter temporal y de un año aproximadamente de duración para difundir las aportaciones que ha realizado la Sanidad Militar en beneficio de España, apoyando a sus ejércitos en paz y en guerra, a la población civil en caso de necesidad y las aportaciones decisivas que ha realizado a la ciencia en general y médica en particular, influyendo incluso a veces, en el cambio de hábitos sociales.

Y todo esto a coste cero, sin cargo a los presupuestos del Estado. Ni un euro a cargo del contribuyente. ¿Imposible? No. ¿Difícil? Bastante.

Hay que reconocer que conseguir el coste cero ha sido posible gracias a las muchas horas de trabajo que, con carácter desinteresado y no remunerado, ha realizado el comité organizador y científico, más de  40.000 horas,  a la colaboración inestimable y también desinteresada de un gran número de entidades e instituciones, y a la aportación económica de muchas empresas.
 
Es de destacar que por parte del Ministerio de Sanidad, sea considerada la muestra, como actividad de interés para la salud y fundamental, además de un gran honor, que el Rey accediera  a ostentar la Presidencia de Honor.

Si usted decide visitar la exposición, lo hará dentro del marco incomparable de la ciudad de Granada, en una institución modelo y con gran experiencia en organizar exposiciones. Podrá, siguiendo el hilo conductor de la historia, conocer los héroes, hechos relevantes, aportaciones a la sociedad y a la ciencia que ha realizado la Sanidad Militar Española, fundamentalmente a partir de los Reyes Católicos, en la guerra de Granada, paso de la Edad Media a la Moderna y nacimiento de los ejércitos estables.

Piezas de valor histórico, sentimental y museístico le esperan, un furgón para desinsectación de ropa, botiquines, material quirúrgico desde los romanos, sierras de amputación, material de laboratorio, uniformes, uno de los primeros aparatos de rayos X portátiles, el Acta de la Habana, el reloj del teniente médico Vigil de Quiñones, que marcó las “últimas horas del imperio” y un largo e interesante etc…

Les contaremos que cien años antes que en el resto de Europa, en España aparecen los hospitales militares, fijos y móviles, qué pasó y quién realizó la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, cómo colaboró Sanidad Militar en la gesta de los últimos de Filipinas, quién describió la técnica de la anestesia epidural, qué hizo Gómez Ulla, Bastos Ansart, Duran y Jordá, qué hizo posible la transfusión sanguínea en el campo de batalla, Trueta, la cura conservadora de las heridas de guerra realizada por Queraltó en la guerra de la Independencia, luego copiada por la mayoría de los cirujanos de guerra, conocida como la cura española y que ha salvado innumerables vidas. También descubrirá que la formación reglada en cirugía por los Reales Colegios, la unión de medicina y cirugía y el estudio de las especialidades médicas se inicia en el seno de Sanidad Militar, o que nuestro primer premio Nobel, Ramón y Cajal era médico militar.

Verá documentales y recreaciones, dioramas, vehículos terrestres reales y maquetas de medios aéreos de traslado de heridos. En una muestra viva e interactiva.

No olvidamos a los héroes, ni su sufrimiento y en muchos casos la muerte de los miembros del Cuerpo de Sanidad Militar en aras de salvar la vida de nuestros soldados.

Además la exposición es actual y les mostrará qué, cómo, dónde y con qué medios actúan, los escenarios, las misiones y cómo no, la tecnología, sistemas de telemedicina táctica y estratégica, plataformas de evacuación aeromóvil sobre autogiro, primera en el mundo y  empleo de nuevas tecnologías, todo manteniendo los principios fundamentales de actuación de Sanidad Militar, prevenir y en caso necesario tratar lo antes posible llevando el tratamiento al herido.

Es la primera vez que en nuestra patria se realiza una exposición de este tipo. Hemos tenido el apoyo de la Embajada de la República de Filipinas, así como de nuestros hermanos del Ejército portugués.

Por todo esto, así como por el encanto de la ciudad de Granada, Patrimonio de la Humanidad y de la hospitalidad de sus gentes, son motivos por los cuales, creo, no deben dejar pasar la oportunidad de visitarnos.