22 de julio de 2017 | Actualizado: Sábado a las 12:35
Opinión > FIRMAS

Obligados a entenderse

Por Javier Guijarro, secretario general de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH)
Martes, 29 de diciembre de 2015, a las 20:03
La Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH) desarrollan, desde hace años y a partir de sus respectivas plataformas, actividades paralelas con fines comunes en el sector de la salud y en la búsqueda continuada de la mejora de la situación clínica de los pacientes.

Por eso no debe extrañar que, este pasado mes de noviembre, ambas organizaciones hayan cruzado sus caminos para aventurarse en un proceso de colaboración donde una organización profesional de carácter federativo, Fenin, y una sociedad  científica, la AEIH, abogan por ir unidas en el desarrollo e innovación de la tecnología sanitaria, y todo ello desde el prisma de la mejora de la calidad asistencial.

Tal y como ha señalado Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, “con la firma de este convenio, las empresas de tecnología sanitaria podrán explorar nuevas líneas de actuación en el ámbito hospitalario y de las infraestructuras sanitarias que contribuyan a impulsar el conocimiento y el intercambio de experiencias relacionadas con la ingeniería y la arquitectura hospitalaria”.

Sin duda, los frutos y resultados obtenidos por los proyectos que se inicien repercutirán, de una forma totalmente positiva, en las funciones de programación y planificación de nuestro sistema sanitario, mejorando los estándares de calidad actuales.

El trabajo conjunto de la industria, en este caso con una sociedad científica como la AEIH, permitirá la apertura de líneas de investigación, estudio y análisis en materias tan diversas como: el diseño de equipamiento; el mantenimiento de equipos electromédicos e instalaciones; la funcionalidad asistencial; la calidad percibida por el usuario; la arquitectura integradora en el ámbito sanitario; el estudio de coste-eficiencia de nuevas tecnologías y el estudio de la evidencia científica.

Esta labor integradora que acometen estas dos entidades constituye un punto de partida de gran importancia y, desde hoy mismo, un reto para ambas.

Por último, y no por ello menos importante, se apuesta por el establecimiento y promoción de líneas estratégicas en programas de formación, donde se unen los puntos de vista de las empresas tecnológicas con el de la ingeniería que actúa como su usuaria.

En definitiva, Fenin y la AEIH apuestan, mediante la formación de su convenio de colaboración, por aportar una línea de mejora en la calidad asistencial de nuestro sistema sanitario de salud.