Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Opinión > Educación para la salud

Inidress se une al Compromiso Ablitas

Por Jesús Sánchez Martos, director de Programas y Proyectos de Inidress y catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid
Jueves, 24 de julio de 2014, a las 19:41
El éxito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día tras día. Robert Collier.

Con el espíritu de compromiso social con la sociedad en general que caracteriza al Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress) desde su nacimiento, y sobre todo por su entrega en la parcela tantas veces olvidada de la responsabilidad social sociosanitaria, Inidress se une al ya conocido como Compromiso Ablitas, que nació el sábado 21 de Junio en el acto de clausura del Congreso Internacional de Redes Integradas de Servicios de Salud, y en el marco incomparable de Ablitas, un acogedor pueblo navarro, con el objetivo de impulsar los cambios necesarios que puedan favorecer un modelo que garantice la calidad y la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario público.

Este Compromiso Ablitas, que preside José Soto Bonel, ha sido firmado y suscrito por 36 instituciones nacionales e internacionales, tanto desde el ámbito privado como público, lo que nos debe hacer pensar en la importancia que tiene el hecho de sumar esfuerzos y de que unidos podemos conseguir los objetivos que todos deseamos para alcanzar la máxima calidad asistencial en un sistema sanitario público, y todo ello a través de una verdadera integración de los servicios de salud, centrada en el paciente como sujeto activo y verdadero eje del sistema sanitario. Se trata en definitiva de un verdadero compromiso para trabajar juntos con el objetivo de convertir en realidad las expectativas de mejora de la salud de todos los pueblos a nivel mundial.

El Compromiso Ablitas, que se publica en forma de decálogo, está abierto a que cualquier otra institución o entidad, nacional o internacional, pública o privada y por supuesto que las propias asociaciones de pacientes, quieran unirse para conseguir estos nobles y necesarios objetivos:

1. Son las organizaciones sanitarias las que mayor valor, satisfacción y seguridad aportan al bienestar, seguridad y progreso personal y social.
2. Los pacientes son dueños de su salud, como bien individual y deben contribuir a conservarla y defenderla, con la ayuda de las organizaciones sanitarias y de sus profesionales.
3. Las organizaciones sanitarias y sus profesionales han de exigir que todas las políticas tengan como eje vertebrador la promoción de la salud, como palanca del desarrollo colectivo e individual y por ello deben impulsar tanto la inversión en salud como la garantía de accesibilidad a los servicios sanitarios.
4. Los servicios sanitarios que ofrecen las organizaciones sanitarias, aún no siendo el principal determinante de la salud, generan las mayores expectativas personales y colectivas en términos de seguridad y bienestar.
5. Las organizaciones sanitarias deben tener como protagonistas a los ciudadanos, para abordar coordinadamente las acciones de promoción de la salud, de asistencia diagnóstica y terapéutica, así como rehabilitadora y de reinserción laboral y social.
6. Las organizaciones sanitarias han de trabajar integrada y coordinadamente, para conseguir que la asistencia sanitaria sea un derecho de los pacientes, que se ofrezca en relación a las necesidades de los ciudadanos y pacientes, de acuerdo a su estado de salud y al de su enfermedad y a las limitaciones que esta provoque.
7. Las organizaciones sanitarias han de comprometerse con la provisión de una asistencia sanitaria continua, adecuada, científicamente apropiada y eficiente, de acuerdo a las necesidades y expectativas de los ciudadanos y en relación con los recursos disponibles.
8. Las organizaciones sanitarias y sus profesionales han de tener una actitud pedagógica en lo referente a la promoción de los mejores hábitos saludables y demás determinantes que influyen en la salud individual y colectiva, con el fin de ofrecer conocimientos sobre la salud y sus determinantes.
9. El paciente activo ante su salud y experto en el manejo de sus enfermedades es un agente fundamental en la conservación y mejora de la salud y un activo de capital importancia en la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.
10. Las asociaciones de pacientes deben tener un papel activo y fundamental en la garantía de los derechos de los pacientes y han de promocionar el empoderamiento sanitario de los mismos, coordinadamente con las organizaciones sanitarias y sus profesionales.

Eficacia, eficiencia, efectividad, gestión eficaz, paciente activo y proactivo, ciudadano comprometido, asociaciones de pacientes, integración y educación para la salud son términos que están presentes en este Compromiso Ablitas, y sin duda son los componentes principales del cóctel que cada vez se hace más necesario para conseguir entre todos la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario público. Ahora, solo hace falta que todos los firmantes trabajen de forma conjunta y en equipo para poder hacer realidad cada uno de estos puntos y que otras muchas entidades y organizaciones se sumen a este importante y necesario proyecto de salud.

A continuación detallo las entidades que forman parte de este “Compromiso Ablitas”, entre las que ya se encuentra Inidress:
Asociación Ablitas de Madrid, Inidress (Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria), Asociación Boliviana de Hospitales, Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, Asociación de Clínicas de Jalisco (México), Asociación de Directivos de Gestión Sanitaria, Asociación de Enfermedades Raras, Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria, Asociación Nacional de Directivos de Enfermería, Asociación Portuguesa de Ingeniería y Gestión Sanitaria, Cámara Argentina de Empresas de Salud, Círculo de Gestión Sanitaria, Círculo de la Sanidad, Consejo General de Enfermería de España, Federación de Clínicas de Buenos Aires, Federación Española de Enfermedades Raras, Federación Latinoamericana de Administradores de Salud, Federación Latinoamericana de Hospitales, Foro Civismo, Foro Renacer, Fundación Bamberg, Fundación Economía y Salud, Fundación ONCE, Fundosa, Fundación Salud 2000, Fundación Otimes, Grupo Español de Pacientes con Cáncer, Instituto de Seguridad Social de Guinea Ecuatorial, Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, New Health Foundation, Organización Española de Hospitales y Servicios de Salud, Organización Iberoamericana de Prestadores de Servicios de Salud, Organización Iberoamericana de Seguridad Social, Sociedad Españolad de Directivos de Atención Primaria, Sociedad Española de Directivos de la Salud y Sociedad Española de Informática de la Salud.

Leyendo con detenimiento y en profundidad los 10 puntos de este Compromiso Ablitas, me pregunto si puede existir alguna Junta Directiva de asociaciones, fundaciones, organizaciones, colectivos profesionales, gestores, desde el ámbito público o privado, que puedan tener argumentos sólidos para no querer unirse a los que ya lo hemos suscrito y refrendado con nuestro personal e institucional compromiso. Estoy convencido de que esto es solo el punto de partida del camino que todos juntos, deberíamos iniciar en la búsqueda del norte de la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario público.