14 dic 2018 | Actualizado: 13:25
Proteger al médico es la principal razón de la existencia de Uniteco desde que se fundó en 1969. De nuevo fuimos pioneros al incluir en nuestra póliza de responsabilidad civil profesional la cobertura de protección frente a agresiones sin que supusiera un coste adicional en el precio de la póliza.

La lacra de las agresiones contra los profesionales sanitarios es una preocupación constante entre los trabajadores de la sanidad española. A pesar del importante paso que supuso especificar en la pasada reforma del Código Penal que los profesionales sanitarios y de la enseñanza pública son sujetos del delito de atentado contra la autoridad, seguimos desayunándonos con noticias en las que se reflejan graves agresiones contra médicos, enfermeras… Hoy día parece que nadie se libra, en Sanidad, de que pueda llegar a sucederle una agresión en su trabajo.

Desde diversos sectores de la Sanidad se ha venido reclamando adicionalmente la inclusión de los profesionales que trabajan en el ámbito privado como figuras de autoridad frente a responsabilidades penales por parte de terceros. Nos sumamos a esa petición, faltaría más, ya que está claro que médicos, enfermeras y cualquier profesional de este ámbito contribuyen, independientemente de su centro de trabajo, a la salud de la ciudadanía.


"En Uniteco Profesional la protección del médico es uno de los pilares fundacionales de nuestra empresa"


Desde el ámbito de los seguros podemos decir que también hemos contribuido a paliar las consecuencias de las agresiones contra los profesionales de la salud. En Uniteco Profesional la protección del médico es uno de los pilares fundacionales de nuestra empresa. Y en esa filosofía encaja perfectamente tratar de paliar las consecuencias de una agresión.

Hace 10 años las agresiones eran cada vez más frecuentes. Decidimos actualizar nuestro seguro de responsabilidad civil profesional sin coste adicional e incluir garantías que cubrieran esa contingencia. Ante una agresión, desde entonces y hasta ahora, los profesionales de la salud disponen de defensa jurídica ante amenazas de pacientes, reclamaciones por daños y perjuicios, y una indemnización diaria por baja laboral en el caso de depresión producida por el ataque.

Es de destacar la defensa jurídica, llevada a cabo por abogados especializados y expertos, que han sido capaces de hacer valer los derechos de las víctimas. De especial interés es la reciente sentencia en la que un agresor ha sido condenado a 6 años de prisión, sentencia ejemplar para un problema que parece no tener freno.

En cuanto a la respuesta del resto de las compañías de seguros no ha podido ser más positiva, quienes han ido incluyendo progresivamente en sus condicionados coberturas parecidas a las iniciadas por Uniteco Profesional. De esta manera, solo por poner un ejemplo, hasta el año pasado la mayoría de las pólizas que cubren a los servicios de salud de las comunidades autónomas ya tenían garantías relacionadas con la protección ante agresiones de sus profesionales.

Desde el sector asegurador seguiremos defendiendo con el mismo empeño a quienes día tras día se empeñan en velar por nuestra salud y la de nuestras familias.