Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50

Vinuesa: “Buscaremos en todos los sitios las alternativas al suero experimental”

Sanidad estudia aplicarle otros sueros experimentales, tras saber que ZMapp está agotado en todo el mundo

Lunes, 22 de septiembre de 2014, a las 12:25
Cristina Alcalá. Madrid
La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ha comparecido este lunes para informar de la situación del segundo español infectado con el virus del ébola, Manuel García Viejo, y de las atenciones sanitarias que está recibiendo en el Hospital Carlos III de Madrid tras su repatriación esta madrugada desde Sierra Leona.

Mercedes Vinuesa, directora general de Salud Pública.

Vinuesa, acompañada por el director de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, ha explicado a los periodistas las alternativas que les queda al Ministerio de Sanidad, tras conocerse que el fármaco ZMapp, también conocido como ‘suero experimental’, no podrá ser aplicado al misionero español, ya que todas las existencias están agotadas. “Buscaremos en todos los sitios las alternativas al suero experimental hasta conseguir el fármaco”, ha remarcado la directora de Salud Pública, quien ha dejado claro que no existe riesgo de contagio para la población.

A García Viejo solo le quedan dos alternativas de tratamiento: TKM, otro medicamento experimental, o la aplicación del suero de otros pacientes que hayan superado la enfermedad. No obstante, no se tratará al religioso hasta que los profesionales sanitarios no terminen de realizarle las pruebas diagnósticas pertinentes, aunque será García Viejo, también director médico del Hospital San Juan de Dios, quien tenga la última palabra.

El español solicitó el sábado pasado su deseo de repatriación a España, tras conocer que estaba infectado con la enfermedad. En ese mismo momento, el Ejecutivo activó el gabinete de intermediación entre el Ministerio de Asuntos Exteriores, el de Sanidad y Defensa, para desplegar los efectivos necesarios para llegar al continente africano, como fue el caso del avión T.10 del Ejército del Aire, un aparato completamente medicalizado y que contaba en su interior con una cámara de aislamiento y dos equipos médicos, integrados por tres personas cada uno, de la Unidad Médica de Aeroevacuación (Umaer).

Pronóstico “grave”

Con 69 años y problemas cardiovasculares, el pronóstico del religioso es “grave”, ha explicado Alemany, ya que, además, vino con una importante deshidratación. Sin embargo, y a diferencia del protocolo que se llevó con el otro religioso de la orden, Miguel Pajares, el Hospital Carlos III solo ha evacuado la sexta planta, la de infecciosos, ya que la situación de alerta no afectará al resto de pacientes y familiares que están en el complejo hospitalario.

ENLACES RELACIONADOS:

El misionero con ébola no recibirá ZMapp

El Gobierno repatriará a un ciudadano español diagnosticado de ébola en Sierra Leona (20/09/14)