Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Valdecilla, primero en aplicar solo braquiterapia para el tumor prostático

La técnica elude efectos adversos del tratamiento quirúrgico

Miércoles, 13 de marzo de 2013, a las 18:34

Redacción. Santander
Fuentes del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander han difundido que el centro es el primero en aplicar la braquiterapia exclusiva como tratamiento del cáncer de próstata, con unos resultados de supervivencia y curación similares a los de la cirugía y la radioterapia externa y grandes ventajas respecto ellas, tanto clínicas como para el propio paciente, ya que se realiza de forma ambulatoria.

Pedro José Prada, jefe de Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander.

Para mostrar esta técnica, que el centro incorporó el pasado mes de septiembre, su Servicio de Oncología Radioterápica ha organizado unas jornadas de formación que se celebrarán los días 14 y 15 de marzo y para las que se han inscrito una treintena de especialistas, la mayoría de ellos jefes de servicio de hospitales de toda España, lo que es indicativo del interés que despiertan estos nuevos tratamientos.

“Somos los únicos de España que aplicamos este tratamiento y todos quieren saber cómo lo hacemos, porque están interesados en incorporarlo”, ha precisado el jefe de Servicio de Oncología Radioterápica, Pedro José Prada, uno de los mayores expertos del país en braquiterapia.

La braquiterapia es una forma de tratamiento con radiación que aporta importantes beneficios al paciente: evita los efectos adversos de la cirugía –incontinencia urinaria, disfunción eréctil- y la toxicidad de la radioterapia externa, al tiempo que logra similares resultados de curación: entre el 80 y el 95 por ciento en función del grado de agresividad del tumor.

Se trata de una variante de la radioterapia que se aplica de forma localizada en el interior del tumor, en el caso de la braquiterapia de alta tasa, mediante un “robot” que por medio de catéteres administra la dosis necesaria en cuestión de minutos, lo cual resulta “biológicamente muy eficaz, ya que elimina el tumor en poco tiempo sin dejar restos de radiación en el organismo”, ha explicado Prada. La otra modalidad es la braquiterapia de baja tasa, indicada en tumores menos agresivos. En este caso se introducen semillas de yodo 125 que se dejan actuar durante meses.

También denominada “radioterapia quirúrgica” –como tal, requiere el adiestramiento del radioterapeuta en esta técnica y su correspondiente curva de aprendizaje–, la braquiterapia sirve para tratar tumores en prácticamente cualquier localización: sistema nervioso central, aparato genital y urológico, cabeza y cuello, aparato digestivo, bronquios, mama…

Cáncer de próstata

En el cáncer de próstata, Valdecilla ha sido el primer hospital, y por el momento el único –siempre según las fuentes reseñadas– en utilizar como tratamiento exclusivo la braquiterapia “en una sola fracción y en tiempo real”, lo que significa “que sin mover al paciente del quirófano y en un único acto que dura alrededor de hora y media, se planifica y se administra la dosis necesaria de irradiación” para eliminar el tejido tumoral, sin necesidad de cirugía convencional –es por tanto un tratamiento “conservador”– ni de ingresar al paciente, que recibe el alta al cabo de unas pocas horas.

Prada ha estimado que Valdecilla tiene una capacidad para tratar con esta técnica a entre 300 y 400 pacientes al año, gracias a la disponibilidad de un quirófano en el que se pueden realizar hasta ocho intervenciones a la semana. El tratamiento del cáncer de próstata podría convertirse así en otro de los puntos fuertes desde el punto de vista asistencial del hospital, que podría ampliar su radio de acción a otras comunidades autónomas. De hecho, según el jefe de servicio, parte de los pacientes que esperan ya para recibir uno de estos tratamientos son de fuera de Cantabria.

Una consideración que, con motivo de las jornadas que comienzan mañana, ha subrayado el gerente del centro, César Pascual, asegurando que “el Servicio de Oncología Radioterápica, con todo su potencial, encaja sin duda en la estrategia de Valdecilla para situarse en la vanguardia y como referencia en más técnicas y servicios, tanto a nivel nacional como internacional”.