19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

USO alerta de los retrasos de dos meses en el pago de las prestaciones por la Ley de Dependencia

La Union Sindical Obrera denuncia la reducción de las prestaciones a los actuales en un 15 por ciento

Sábado, 01 de septiembre de 2012, a las 19:30

Redacción. Murcia
La Unión Sindical Obrera (USO) de la Región de Murcia ha denunciado públicamente “una vez más” los retrasos “injustificados” de los pagos mensuales correspondientes a los beneficiarios de las prestaciones económicas de la Ley de la Dependencia por parte del Instituto Acción Social, Organismo dependiente de la Comunidad Autónoma de Murcia.

Julio Salazar, secretario general de USO en la Región de Murcia.

USO hace esta valoración al perpetuarse por cuarto mes consecutivo el retraso de cómo mínimo dos meses en su pago, por lo que se hace endémica esta prestación en nuestra Comunidad Autónoma, según han informado fuentes sindicales en un comunicado.

Y es que, “a fecha 1 de septiembre todavía no se han abonado las prestaciones correspondientes del mes de Julio y Agosto. Para USO, la Consejería busca una nueva coartada para justificar este retraso, que según ella, no llegara la de julio hasta las primeras semanas de septiembre, en la complejidad de adaptar el nuevo sistema de copago y las rebajas de las cuantías”, han señalado.

“Los meses anteriores las justificaciones han radicado en las vacaciones, fallos de los sistemas informáticos o de complejidad en las transferencias por su cuantía, cuando la única motivación para los retrasos está en la falta de liquidez en la Tesorería de la Comunidad, pero la Dependencia debe ser, por su carácter social, la primera prioridad en el pago de sus prestaciones”, han indicado, al tiempo que se han preguntado si “¿han cobrado el mes de julio y agosto ya, nuestros representantes públicos?”.

Por ello, USO critica que el reciente ‘tijeretazo’ (Real Decreto Ley 20.2012) de 13 de julio, “que supone casi un cierre para el acceso de los futuros dependientes por la ampliación a dos años para resolver las ayudas, como la reducción de las prestaciones a los actuales en un 15 por ciento, equivalente a una media de 55 euros, unido a la anulación de financiación por la Seguridad Social de las cotizaciones de los cuidadores, supone despedazar en negativo la Dependencia a base de Decretos”.