Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20

Una guía orientará a las personas epilépticas y su entorno para actuar en casos de crisis agudas

En 2013, el sistema sanitario andaluz hospitalizó a más de 8.000 pacientes con este diagnóstico

Lunes, 14 de abril de 2014, a las 12:29
Redacción. Sevilla
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha presentado este lunes en la sede de la Asociación Andaluza de Epilepsia (Ápice) una guía en la que ha colaborado la consejería que servirá de itinerario informativo a las personas epilépticas, a su entorno familiar, a los agentes implicados en su asistencia y a la sociedad en general de los diversos recursos que prestan los profesionales para su atención.

María José Sánchez Rubio.

El ‘Itinerario para personas con epilepsia y sus familias’ está elaborado por profesionales que prestan atención directa e integral a las personas con epilepsia y sus familias. Tras dos años de trabajo de profesionales y personas afectadas, Ápice ha recopilado una gran cantidad de información para dar respuesta “inmediata” a las personas con epilepsia, sus familias y a los propios profesionales sobre las distintas áreas y los expertos implicados en la atención de las personas con epilepsia y sus familiares.

Además, se ha presentado un vídeo, ‘Cómo actuar ante una crisis de Epilepsia’, que pretende sensibilizar e informar a la población sobre qué es una crisis y cómo actuar ante esta manifestación de esta enfermedad neurológica crónica con alrededor de 36.000 personas diagnosticadas por el Servicios Andaluz de Salud (SAS).

De hecho, en 2013, el sistema sanitario andaluz hospitalizó a más de 8.000 pacientes con este diagnóstico y se prestó atención urgente en los hospitales del SAS a casi 7.000 pacientes en los años 2012 y 2013, según el balance realizado por la titular del ramo.

La consejera ha aprovechado esta presentación para mostrar “el respaldo y la colaboración sincera” de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y del Gobierno andaluz en el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con epilepsia. Así, ha destacado el papel de Ápice como “aliada” en el instrucción de esta enfermedad, “tanto por el conocimiento científico como por las vivencias, aportaciones y experiencias de las personas afectadas, directa o indirectamente”.