17 dic 2018 | Actualizado: 15:00

Una ‘app’ personalizará la asistencia a mayores para retrasar su dependencia

Beneficiará, en su primera fase, a más de 10.500 navarros

mié 29 abril 2015. 15.50H
Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra va a implantar a partir de junio un sistema de atención a todo el colectivo de personas mayores y con discapacidad, que proporciona un diagnóstico y un plan de asistencia individualizados en cada caso, con el fin último de mejorar su autonomía y retrasar su dependencia.

Íñigo Alli, consejero de Políticas Sociales.

El Ejecutivo ha conocido en su sesión de este miércoles esta iniciativa, de carácter pionero en España, y que va a beneficiar, en una primera fase, a más de 10.500 navarros, pertenecientes a colectivos de personas mayores, con discapacidad intelectual y física, o enfermedad mental grave.

La nueva herramienta es una aplicación informática promovida por el Departamento de Políticas Sociales, con la financiación de la Fundación La Caixa y Fundación Caja Navarra, que han aportado los 120.000 euros que ha supuesto su desarrollo.

La aplicación permite realizar un diagnóstico individualizado de cada persona, y, en función de éste, establece unos objetivos de trabajo para el mantenimiento de sus niveles de autonomía, consensuados previamente entre los profesionales. Los resultados son sometidos a seguimiento y evaluación. El fin último de todo el proceso es conseguir una mejora en la calidad de vida de cada usuario.

Se ha creado un Comité de Seguimiento formado por las entidades que lo financian, Fundación Caixa y Fundación CAN, el Departamento de Políticas Sociales y varias entidades sociales representativas de cada ámbito, que serán los que velarán por la implantación y el buen funcionamiento de este nuevo sistema.

La herramienta comenzará a implantarse a partir del próximo mes de junio en los centros de día y residencias, centros ocupacionales y organizaciones sociales de toda Navarra. Se comenzará por 24 centros, cuyo número se irá ampliando en los próximos meses. Además, en una segunda fase está previsto extenderlo a los centros de atención a menores y al Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de forma que comprenda a todas las personas que son atendidas por el departamento de Políticas Sociales.