Se busca una mejor atención a través de la eficiencia



28 dic 2015. 17.00H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Toledo.
Un grupo de 25 expertos capitaneados por Guadalupe Ruiz Martín, del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital de Toledo, han trabajado en un proyecto sobre la adecuación de la demanda de las pruebas diagnósticas con el fin de evitar la solicitud de analíticas innecesarias.

Guadalupe Ruiz, coordinadora del proyecto.

Titulado Decisiones inteligentes desde el Laboratorio: de Elegir sabiamente a No hacer, recoge 19 recomendaciones “que ayudarán a los médicos a escoger justo las pruebas que requieren los pacientes”, tal y como ha indicado Ruiz Martín.

Según esta especialista, "este documento tiene como finalidad establecer una serie de recomendaciones relacionadas con todas las áreas del laboratorio clínico que sirvan como punto de apoyo para el establecimiento de protocolos y consensos, que ayuden a adecuar la demanda de pruebas en aquellas instituciones que se marquen como objetivo la mejora de la calidad y la seguridad del paciente y como consecuencia la eficiencia".

Aunque parece demostrado que el 70 por ciento de los errores médicos como consecuencia de los resultados de laboratorio no tienen repercusión clínica, existen un 7-12,5 por ciento de los casos que pueden tener una trascendencia importante, como consecuencia de las decisiones que se toman al interpretar dichos resultados de forma inadecuada. Según el estudio Eneas, apenas un 2,75 por ciento de los efectos adversos en el ámbito de la asistencia se producen en la fase de diagnóstico, pero lo más importante es que el 84,2 por ciento de ellos son evitables.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.