15 nov 2018 | Actualizado: 13:35

Un sanitario de Dallas, nuevo positivo en EEUU

Atendió al liberiano Thomas Eric Duncan, fallecido el pasado miércoles

Domingo, 12 de octubre de 2014, a las 14:51
Redacción. Madrid
El Departamento de Sanidad de Texas ha informado de que un sanitario cuya identidad no ha trascendido ha dado positivo por ébola y se convierte así en el primer caso de contagio en suelo estadounidense. El sanitario atendió al liberiano Thomas Eric Duncan, fallecido el pasado miércoles debido a esta enfermedad.

Los resultados “preliminares” de las pruebas realizadas al sanitario apuntan a un positivo por ébola, enfermedad que habría contraído probablemente trabajando en el Hospital Presbiteriano de Texas, en Dallas, donde fue atendido Duncan. Las autoridades sanitarias han confirmado que el nuevo infectado trabajó con Duncan, pero no ha trascendido ninguna información sobre cómo se contagió.

“Sabíamos que podía haber un segundo caso y nos hemos estado preparando para ello. Estamos incrementando el personal y trabajando con diligencia extrema para evitar más contagios”, ha explicado el comisario del Departamento de Sanidad, David Lakey, en declaraciones recogidas por la prensa estadounidense.

El sanitario enfermo informó el viernes por la noche de que padecía febrícula, por lo que fue aislado y se iniciaron las pruebas. El positivo por ébola, por el momento preliminar, se confirmó ya el sábado a última hora.

Ahora la sede de Atlanta del Centro de Control y Prevención de Enfermedades está realizando pruebas para dar la confirmación definitiva de la infección. Las autoridades sanitarias texanas trabajan ya en la identificación de todos los que hayan podido tener contacto con el trabajador sanitario para realizar un seguimiento proporcional al nivel de contacto.

El contagio se produjo por “una clara ruptura del protocolo de seguridad”

El director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) Tom Frieden, ha declarado que el contagio de ébola se ha debido a “una clara ruptura del protocolo de seguridad” y que todos los que entraron en contacto con el primer fallecido, Thomas Eric Duncan, son potenciales portadores del virus.

“Estamos profundamente preocupados por este nuevo desarrollo de los acontecimientos”, ha hecho saber Frieden, quien se mostró convencido de la existencia de una ruptura del protocolo en la atención inicial al fallecido paciente liberiano precisamente “porque ahora mismo la gente se está preguntando si se rompió el protocolo”.

El Hospital Presbiteriano de Texas ha confirmado que el trabajador se estaba autoexaminando “siguiendo el protolo descrito por el CDC”, que exige a todos los que entren en contacto con el ébola que se tomen la temperatura dos veces al día.
“Como resultado de ese procedimiento”, ha explicado a través de un comunicado Dan Varga, jefe médico del hospital, “el trabajador informó al hospital de su inminente llegada y fue automáticamente ingresado en una unidad de aislamiento”. El proceso duró un total de 90 minutos.