Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:00

Un SMS evitará los ‘plantones’ a los médicos de los hospitales

Más de un 10 por ciento de las consultas se anulan porque los pacientes no acuden

Lunes, 19 de octubre de 2015, a las 11:17
Redacción. Valladolid
La Gerencia Regional de Salud (Sacyl) comenzará a implantar antes de que finalice el año un sistema de recordatorio de citas a través de mensajes a móviles, SMS, para evitar la pérdida de consultas por olvido. El objetivo no es otro que reducir al máximo los ‘plantones’ a los médicos de los hospitales, tanto en consultas como en pruebas diagnósticas, ya que en estos momentos representan el diez por ciento de las citaciones, con lo que ello implica en el aumento de las listas de espera y el impacto económico que tiene para el conjunto del sistema sanitario.

Rafael Sánchez.

La Consejería remata la herramienta que ya ha probado en tres consultas de Atención Especializada y un área de pruebas diagnósticas en el Hospital de Medina del Campo, con la previsión de extenderla de forma paulatina al conjunto de la comunidad. Los primeros pacientes en beneficiarse de este sistema de avisos serán los dependientes del Hospital Clínico de Salamanca y del Virgen de la Concha de Zamora, donde a finales de año arrancará el sistema aunque no de forma generalizada.

Se limitará a algunas agendas, con el fin de dar tiempo a los servicios de admisión a familiarizarse con la herramienta y probarla. Pasados unos meses, se analizarán los resultados, corregirán fallos y el modelo se extenderá poco a poco al resto de centros asistenciales, según ha explicado a Ical el director general de Investigación, Innovación e Infraestructuras, Rafael Sánchez Herrero.

La medida, compromiso de legislatura del consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, es fruto de dos años de trabajo y maduración de un proyecto que nació a raíz de un estudio sobre el absentismo de los pacientes en los centros de Atención Especializada. Se detectó que más de un diez por ciento de las consultas se anulaban porque los pacientes daban plantón al médico, cifra que rondaba el seis por ciento en el caso de tres pruebas diagnósticas concretas: mamografía (17 por ciento); ecografía (5,3 por ciento) y TAC y resonancias (2,5 por ciento). Es términos absolutos las primeras, que incluían consultas de médicos, enfermería y radiología convencional, superaban las 445.000 citas anuladas al año, y las segundas, 36.800.