Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40

Un nuevo perfil de viajero eleva el riesgo del chikungunya en España

La ‘aldea global’ y la crisis económica cambian los hábitos de movilidad profesional

Domingo, 20 de diciembre de 2015, a las 11:25
Javier Barbado. Madrid
La crisis económica de los países occidentales como España ha cristalizado en un nuevo perfil del profesional que se desplaza, por razones de trabajo, a zonas con enfermedades infecciosas como la transmitida por el virus chikungunya. Y ello eleva el riesgo epidemiológico de que la porten a su regreso a casa y la extiendan aquí.

Silvia Roure.

Tal advertencia la recoge, de forma implícita, un estudio recién publicado en Revista Clínica Española por Silvia Roure, de la Unidad de Salud Internacional Metropolitana Norte del Instituto Catalán de la Salud (ICS), matriz de la investigación que, en efecto, ha detectado un nuevo tipo sociológico de viajero: el que se mueve por motivos laborales (VML) frente a otros identificados desde hace décadas como el que lo hace por ocio o turismo o, con muchas similitudes al ahora perfilado, el que acude a visitar a sus familiares o amigos al ganarse la vida fuera de lugar de origen (VFM o viajero por motivos familiares).

Roure y sus colegas han analizado una cohorte de 9.197 viajeros entre 2007 –año de inicio de la crisis– y 2012 –con ésta en su plenitud– que partieron de la unidad de salud mencionada y se desplazaron por motivos laborales (VML: 344, el 3,4 por ciento), e insisten en destacar que, mientras en el primer año los VML registrados fueron 101 (el 2,8 por ciento de la muestra total), los 243 restantes se detectaron en el último (el 4,5 por ciento).

Es decir, el nuevo perfil definido de viajero occidental que acude por trabajo a países con enfermedades transmisibles (como la fiebre del virus chikungunya, todavía lejos de ser endémica en las naciones desarrolladas), aumentó casi dos puntos porcentuales cinco años después del inicio de la crisis, y se prevé siga haciéndolo en el futuro. Por eso la recomendación final del estudio propone que se activen las redes de vigilancia epidemiológica como el control de los viajeros por parte de las unidades de vigilancia internacional.

África subsahariana, destino más frecuente

De acuerdo con el trabajo, el nuevo viajero responde al perfil de un varón cualificado de 38 años que escoge un país en vías de desarrollo para ganarse la vida ante la falta de oportunidades laborales en su nación de origen. Entre los lugares más frecuentes a los que acudieron los VML examinados, sobresale el África subsahariana (164, el 47,6 por ciento de los casos); recibió prescripción antimalárica el 44 por ciento –152– y presentó (antes del viaje) comorbilidades un 23,25 por ciento (80).

En este estudio, merece la pena apuntar, asimismo, que los VML documentados en 2012 respondieron a un perfil de más edad, más comorbilidad y mayor proporción de estancias en zonas rurales durante periodos largos que los detectados como tales en 2007. O sea, el nuevo viajero refuerza su presencia y proliferación conforme pasan los años.

ENLACE RELACIONADO:

La sanidad española acelera su plan de respuesta al chikungunya (10/12/15)