21 nov 2018 | Actualizado: 21:20

TTIP: los Estados de la UE podrán “discriminar” a las empresas sanitarias americanas

Los responsables de la parte europea se han reunido con representantes del sector sanitario del viejo continente

Jueves, 28 de mayo de 2015, a las 11:09
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Las negociaciones de carácter confidencial sobre el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) entre la Uniòn Europea (UE) y Estados Unidos siguen adelante, con toda la polémica que les acompaña. Precisamente con el fin de apaciguar los ánimos de los sectores afectados por esta iniciativa transcontinental, los miembros de la negociación han organizado durante las últimas fechas una serie de reuniones informativas para informar sobre los cambios que el tratado en los diferentes ámbitos afectados

Un momento de la reunión celebrada en Bruselas.

De hecho, este miércoles los negociadores europeos se han reunido en Bruselas con representantes del sector sanitario, así como con colectivos sociales relacionados con el ámbito de la salud, para enterrar el ‘hacha de la guerra’ que la naturaleza del TTIP parece suponer. Durante el encuentro, los responsables de TTIP han vuelto a reiterar que el acuerdo no tendrá efectos sobre la sanidad pública y las competencias de los estados sobre ámbitos como la decisión de precio y financiación pública de los medicamentos.

Es más, los representantes del viejo continente han asegurado: “Queremos proteger los servicios de salud financiados con fondos públicos. Los Gobierno pueden discriminar a las empresas extranjeras si así lo desean”. Asimismo, indican que su intención no es la de “crear un mercado único de servicios, sino acabar con determinadas prácticas excluyentes”

Por otro lado, también han advertido que las prácticas de reconocimiento mutuo en materia de medicamentos solo se aplicarán en el ámbito de las inspecciones de centros de fabricación y productos de fármacos, no en el de la aprobación de productos.

Reclamaciones de las industrias

Al encuentro también han asistido miembros de la industria sanitaria y farmacéutica. De hecho, desde el sector de los dispositivos médicos se ha reclamado que el tratado mejore el acceso al mercado estadounidense y que simplifique las normas burocráticas.

Por su parte, la Efpia, la patronal del medicamento innovador europea, ha vuelto a pedir un marco predecible en materia de precios de fármacos con financiación pública (para cuyas decisiones exige más transparencia), así como una mayor convergencia entre las aprobaciones de nuevos productos entre Estados Unidos y la UE, de manera que se pueda acelerar el acceso a ellos por parte de los pacientes.

ENLACES RELACIONADOS


El Parlamento Europeo avisa: el TTIP perjudicará a la sanidad (14/04/15)