Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

No reconvertir al profesional ‘empaña’ la inversión en innovación tecnológica

Los socios tecnológicos, los diálogos competitivos o los contratos con mantenimiento, algunas de las nuevas fórmulas de financiación para introducir lo último en los hospitales

Jueves, 12 de marzo de 2015, a las 23:14
Jesús Vicioso Hoyo. Alicante
La introducción de lo último no solo es una cuestión de dinero; el profesional tiene que reconvertirse. Así ha quedado patente durante una mesa redonda que ha congregado a grandes especialistas en innovación tecnológica y que ha suscitado un enorme interés entre los participantes del XIX Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Hospitalaria, que organizan Sedisa y ANDE en Alicante.

César Santos, secretario general del Servicio Extremeño de Salud; César Pascual, director gerente del Hospital Valdecilla, de Santander; Luis Carretero, director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam); Ángel Blanco, director corporativo de Organización, Procesos y Tecnología de IDC Salud; Javier Colás, presidente de Medtronic Spain & Portugal, y Antonio Isiegas, director de Desarrollo de Negocio de GE Healthcare.


La sesión, que ha sido moderada por Ángel Blanco (director corporativo de Organización, Procesos y Tecnología de IDC Salud) y patrocinada por GE Healthcare, ha colgado prácticamente el cartel de ‘lleno’ en el aforo de la sala. De entrada, la primera reflexión, lanzada por Luis Carretero, director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha sido que hay que “priorizar” la innovación que aporta valor “y desechar la que no lo tienen”. “No se pueden comprar elementos tan centrales para la asistencia como se compraban las mesas y las sillas en el siglo XIX”, ha reprochado Carretero.

Y para modificar ‘costumbres’ fuera ya de lugar, César Pascual, director gerente del Hospital Valdecilla, de Santander, ha pedido “liderar” a los profesionales “para que entiendan que no es solo tener la última tecnología”. “Sino que hay que hacerles ver que tienen que cambiar su concepto”, ha añadido, y su manera de trabajar con ella.

Formulas nuevas para la introducción de lo último

Javier Colás, presidente de Medtronic Spain & Portugal, ha pedido “un cambio de roles” y ha señalado que la industria es muy consciente de “que el sistema sanitario debe orientarse hacia la eficiencia”. La conjugación de todos estos factores para su traslación a llevar lo último a los centros sanitarios ha sido otra de los ejes sobre los que ha versado la mesa de debate.

Antonio Isiegas, director de Desarrollo de Negocio de GE Healthcare, ha resaltado la fórmula de los ‘socios tecnológicos’, que cada vez tienen mayor presencia en el sector. “Es un concepto amplio que aporta muchas más soluciones. Ya no solo es tecnología, sino servicios e indicadores de formación para los profesionales”, ha indicado, al tiempo que ha añadido: “La administración busca soluciones de este tipo que, al final, repercuten más que positivamente”.

Aspecto de la sala de conferencias en la que ha tenido lugar la mesa de debate.


Otra de las experiencias expuestas ha sido la de Extremadura. El secretario general del Servicio Extremeño de Salud, César Santos, ha apuntado cómo se apostó, en su momento, por la integración en los contratos de mantenimiento un porcentaje mínimo del 20 por ciento que se dedica a la renovación de los equipos. Estos acuerdos, también ha afirmado, han cambiado “hacia servicios integrales”.

Otro modelo es el seguido en el Valdecilla, el del diálogo competitivo, “que te hace definir las necesidades de los servicios y de las organizaciones con la industria” de una manera muy importante, según ha detallado Pascual.

La ‘peligrosa’ tendencia de obsolescencia tecnológica

El debate ha estado precedido por un dos presentaciones previas moderadas por Joaquín Estévez, presidente de Sedisa. En la primera de ellas, Carlos Sisternas, director de Fenin Cataluña, ha resaltado que España no saca buena nota en cuanto a la obsolescencia tecnológica. De hecho, ha asegurado de que el SNS “muestra una desviación negativa significativa”.

Joaquín Estévez, presidente de Sedisa; María Luisa España, jefe de Servicio de Radiofísica y protección cardiológica del Hospital La Princesa, de Madrid, y Carlos Sisternas, director de Fenin Cataluña.


Por poner un ejemplo, uno de cada tres equipos de resonancia magnética españoles tiene más de diez años, cuando la media es uno de cada cinco. La nota ibérica es peor, incluso, que la de países con las cuentas patrias más críticas, como es el caso de Portugal y Grecia, donde los mismos equipos con más de una década son uno de cada cuatro. “Si no se invierte la tendencia actual, el sistema sanitario español será incapaz de afrontar los retos de la próxima década”, ha concluido Sisternas.

Por su parte, María Luisa España, jefe de Servicio de Radiofísica y protección cardiológica del Hospital La Princesa, de Madrid, ha detallado algunos aspectos legales sobre el asunto, donde ha manifestado que “las normas sobre dosimetría a paciente y su registro en el informe de exploración va a requerir acciones de nueva implantación o actualización de tecnología para su puesta en marcha”.

ENLACES RELACIONADOS:

La racionalización de los recursos, incluso después del final de la crisis (12/03/15)

Las fórmulas de gestión hospitalaria influirán en su arquitectura (12/03/15)

Vilches: “La acreditación QH integra todos los niveles asistenciales” (12/03/15)

Ivorra, galardonado por su aportación a la sanidad en España (12/03/15)

Simeprevir ‘gratis’ para el SNS a partir de abril (11/03/15)

Replicar las 'buenas prácticas' de las CCAA en cronicidad impulsará la sostenibilidad (11/03/15)