14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

SEMG recuerda a las administraciones la obligación del médico de auxiliar

Su presidente, Fernández-Pro Ledesma, incide en que el facultativo se debe al enfermo

Jueves, 17 de septiembre de 2015, a las 15:44
Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha reivindicado que la atención sanitaria que se preste a la población carezca de sesgo alguno en función de su origen económico (inmigrantes), político (refugiados) o de derecho (ciudadanos europeos), y que reúna los criterios de calidad, eficacia y eficiencia que caracterizan al sistema sanitario español.

Antonio Fernández-Pro Ledesma es presidente de SEMG.

“Como médicos, tal como indica nuestro código deontológico en su artículo 4 y en sus apartados 2 y 3, debemos atender con la misma diligencia y solicitud a todos los pacientes, sin discriminación alguna”, ha enfatizado Antonio Fernández-Pro Ledesma, quien ha subrayado que “la principal lealtad del médico es la que debe a su paciente, y la salud de éste debe anteponerse a cualquier otra conveniencia y como profesionales debemos exigir que esta atención se contemple dentro del marco legal y que se cuantifique como tal en el global de los recursos de la población que tenemos asignada (farmacia, plantillas, remuneraciones, suministros, suplentes, derivaciones a atención hospitalaria...”.

Esta sociedad científica ha recordado, asimismo, que el decreto 16/2012 convierte un Sistema Nacional de Salud (SNS) imperfecto en un sistema de Seguridad Social, y ha fijado unas condiciones de la atención sanitaria que algunas comunidades autónomas han empezado ya a reconsiderar, en especial en cuanto a la atención de población inmigrante en situación legal irregular.

“Como hizo en su momento (Manifiesto de Zaragoza, 2013), la SEMG reitera hoy que los médicos atienden a personas y no a ‘beneficiarios', y que no se debe exigir a los profesionales que trabajen en la alegalidad y sin recursos. Por todo ello, hace un llamamiento a los políticos para que reconduzcan, de manera unánime y consensuada con los profesionales, la normativa vigente en pro de un sistema sanitario que preserve la universalidad, la solidaridad, la accesibilidad y la equidad (también para con sus profesionales)”.
 
“La SEMG considera imprescindible y urgente un Pacto por la Sanidad que ratifique esos valores, vuelva a afianzar las bases y asegure el funcionamiento y la sostenibilidad del SNS más allá de colores políticos y de los parches y enmiendas de turno”.